Selecciona tu región
Consejos

Conoce 5 descubrimientos de 2021 sobre las abejas, uno es que detectan el Covid-19

1/5 Conoce cinco descubrimientos de 2021 sobre las abejasReforma

2/5

3/5

4/5

5/5

Sin la ayuda de estos los insectos polinizadores como las abejas las sandías, melones y kiwis son algunas de ls frutas que sería imposible disfrutar

Por Agencia Reforma

-

Conoce cinco nuevos descubrimientos científicos sobre estos insectos polinizadores durante el Día Nacional de las Abejas.

Sandías, melones y kiwis son algunas frutas que sería imposible disfrutar sin la ayuda de polinizadores como las abejas.

Cada 17 de agosto se celebra el Día Nacional de las Abejas en México, con el fin de reconocer su importancia ambiental, económica y social, así como para promover su conservación.

A lo largo de su vida, una docena de ellas puede producir una cucharadita de miel. Su trabajo incansable también motiva a científicos de todo el mundo a estudiarlas.

Conoce 5 descubrimientos de 2021 sobre estos insectos.

1. Detectan el Covid-19
Al igual que los perros, las abejas pueden ser entrenadas para detectar el SARS-CoV-2, el virus responsable del Covid-19, según científicos de la Universidad de Wageningen de los Países Bajos. Su sensibilidad es tan alta que son capaces de hallar una flor a kilómetros de distancia. Además, aprenden a detectar olores tras algunos minutos de entrenamiento.

Los investigadores propusieron entrenar abejas a gran escala mediante una máquina para que países que enfrentan retos para acceder a tecnología de detección puedan encontrar el virus de forma eficaz.

2. Dan mejor veneno enojadas
La miel es el producto más conocido de las abejas, pero su veneno también es apreciado para el tratamiento de enfermedades infecciosas y degenerativas, como la osteoporosis y el Parkinson.
Cuando están enojadas, producen veneno de mejor calidad, indica un estudio de la Universidad

Curtin de Australia publicado en PLOS ONE. Si están exaltadas, su sustancia es más rica en proteínas y mientras más contenga, su efecto es más elevado.
La cantidad que liberan, además, depende de la secreción de una feromona que suele animarlas a picar con su aguijón a otros organismos.

3. Saben la hora por la temperatura
Aunque no llevan un reloj en sus patas, las abejas pueden determinar la hora del día a través de la temperatura dentro de su colmena, reveló un estudio de la Universidad Vanderbilt de Estados Unidos publicada en Annals of the Entomological Society of America.

Gracias a investigaciones previas se sabía que también utilizaban la luz del Sol y pistas sociales para establecer la hora del día. Sin embargo, era un misterio si podían hacerlo en días nublados o cuando no salían de su hogar.

Si son privadas de la luz, pero los ciclos de temperatura de su colmena se mantienen, su rutina diaria responde a este último estímulo. Ante los eventos climáticos extremos, los científicos temen que experimentarán más retos para mantener sus actividades cotidianas.

4. Son obstaculizadas por carreteras
Como animales polinizadores, las abejas transportan polen de una flor a otras. Así, contribuyen a la reproducción de las plantas. Otros de estos organismos son las avispas, las mariposas, las polillas, las hormigas, los murciélagos y los colibríes.

Las carreteras son conocidas por ser barreras para la vida silvestre, como osos, serpientes y tortugas, pero un estudio de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, dio a conocer que también interrumpen el movimiento de las abejas y, por lo tanto, disminuyen la transferencia de polen.

Los expertos sugirieron recurrir a pasos de fauna, como puentes y vías subterráneas, para facilitar el cruce de los polinizadores. Otra opción es añadir jardineras a los puentes peatonales para ayudar a estos animales, apunta la investigación publicada en Journal of Applied Ecology.

5. Duermen menos por insecticidas
Las abejas necesitan dormir para funcionar adecuadamente, pero son incapaces de conciliar un sueño reparador si estuvieron expuestas a insecticidas basados en neonicotinoides, los más comunes en el mundo.

Así lo sugiere un estudio de la Universidad de Bristol del Reino Unido: si una mosca o una abeja se expone a la cantidad que se aplica en una granja, duermen menos y su comportamiento diario queda desincronizado con un ciclo normal de día y noche.

Lo anterior contribuye a explicar por qué los insectos polinizadores están en desaparición en la naturaleza, señala el documento publicado en Scientific Reports.

Leer más: Así ha cambiado el cielo en las hermosas playas de Cancún a unas horas de la llegada del huracán Grace

Fuentes: "Abejas: insectos polinizadores" en FCCyT y "Día Mundial de las Abejas" en Conanp.

Síguenos en

Temas