Cultura

Artista del jet set

Roberta Lobeira es la artista que realizó la introducción de la Casa de las Flores y otras producciones de Netflix, además de continuar con pinturas propias

Por Agencia Reforma

-

Monterrey, Nuevo León.- Es posible que no lo sepas, pero al menos conoces una pintura de Roberta Lobeira

¿Recuerdas la introducción de la primera temporada de la serie "La Casa de las Flores", de Manolo Caro? Pues Lobeira fue la encargada de pintar a Verónica Castro, Cecilia Suárez, Aislinn Derbez, Darío Yazbek y Arturo Ríos en esa introducción, representando a sus respectivos personajes.

"Retrato de una familia normal", que mide 2 metros de alto por 3 de ancho, fue creado de manera exclusiva para la serie de Netflix, estrenada en 2018.

La artista realizó la pintura a petición del propio Caro, de quien es amiga. De hecho, el director y productor aparece en uno de los más recientes cuadros de Lobeira, inspirado en "Las meninas", de Diego Velázquez.

La artista realizó la pintura para la serie "Érase una vez... pero ya no", que se estrenó el pasado 11 de marzo.

"Puse a Manolo como si fuera Velázquez, a mí como si fuera la persona que está vistiendo a las meninas y, a ellas, las puse como las princesas (Goya y Juana)", comenta la sampetrina de 43 años y que reside actualmente en España.

También pintó otro cuadro, basado en "Las dos Fridas", de Frida Kahlo, para la misma serie creada por Caro.

La relación con Caro, también director de "La vida inmoral de la pareja ideal" y de la miniserie "Alguien tiene que morir", es muy cercana: en su Instagram, él es una figura recurrente en la vida social de la artista y, por ejemplo, aparecen en el Lago de Como, en Italia, celebrando un cumpleaños, o en Madrid, en una galería de arte.

En mayo, Roberta y Manolo disfrutaron de "Giselle", con Isaac Hernández, en el Gran Teatre del Liceu, en Barcelona. 

"Gracias por haber venido. También por la comida de ayer", escribió el bailarín en la publicación de la foto. 

...

Hablar de Roberta Lobeira es hablar de la jet set.

Sebastián Yatra, Monserrat Olivier, Alejandro Speitzer, Bárbara Coppel y Alejandro Hank Amaya son parte del círculo más cercano de Roberta, o Roby, como le dicen de cariño.

Con las últimas tres personalidades se fue a festejar su cumpleaños a Ibiza el pasado 25 de junio.

Ella es hija de Alfonso Lobeira, ya fallecido, y Norma Alanís, pareja de David Garza Lagüera. El padre era aficionado a la caza, acaso de ahí el interés de la artista por plasmar animales en sus cuadros.

Tuvo un hijo con Anwar Nash y actualmente se le relaciona con Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, quien según una investigación periodística habría viajado con ella a Nueva York utilizando recursos de la asociación.

Aunque la crítica define a sus pinturas como surrealistas, Roberta también pinta pensando en la pop culture, la moda y el arte clásico.

"(A las obras) las catalogan como surrealistas o de realismo mágico, pero es una mezcla entre la cultura actual y elementos clásicos", menciona la artista en una entrevista por Zoom en medio de sus vacaciones en Italia. 

"Me gusta combinar la realidad con la fantasía, desde lo caricaturesco hasta lo realista", afirma Roberta, egresada de la carrera de Artes de la UDEM y que ha tenido estancias en la School of Visual Arts y la New York Academy of Arts.

La naturaleza artística de la artista está marcada por su amor a la moda.

El espectador hallará en sus trabajos prendas de ropa diseñadas por grandes firmas como Dolce & Gabbana, Gucci y Alexander McQueen, por mencionar algunas. 

"Me gusta basarme en sus vestidos, que son obras de arte por sí mismas", comenta.

En 2007, la pintora participó en el "Eco Fashion Movement", un proyecto con 23 líderes de opinión de la marca de accesorios de viaje y bolsas Le Sportsac.

Fue una exposición de mujeres destacadas en diferentes ámbitos que reflexionaba sobre el cambio climático y Roberta fue una de las siete regiomontanas en la exhibición.

"Me imagino que por eso la crítica y los espectadores le dan el adjetivo de 'chic' a mis obras", expresa.

La artista está consciente que mezclar la pop culture, la moda y el arte puede levantar ámpula en los expertos más puristas. También de la sobreexposición que "Retrato de una familia normal" y "La Casa de las Flores" le trajeron.

"A lo mejor pueden criticar, pero me da igual", explica entre risas. "Siempre me ha dado igual lo que dice la gente".

A final de cuentas, agrega, está haciendo lo que ama.

...

Por primera vez, Roberta Lobeira presentará sus obras en Monterrey, de manera individual, en la Pinacoteca de Nuevo León. La apertura será el 25 de agosto.

Llevará por título "Retrouvailles" (reunión, en francés) y estará integrada por 50 obras que ha hecho en los últimos 15 años de trayectoria.

"El título es sobre la emoción de volver a ver la obra que no había visto hace mucho tiempo y que gran parte de ella no ha sido expuesta al público", comenta.

Anteriormente fue parte de la exposición colectiva "El triunfo de la pintura", también en Pinacoteca, en septiembre pasado.

"Retrato de una familia normal", la pintura que encumbró a la artista, será parte de la selección. 

"Mis amores", "Private party", "Chaos makes the muse", "Prohibido prohibir" y "Viva la vida" serán otros cuadros destacados. Su trabajo se puede apreciar en su Instagram @robylobeiraart y en la página robertalobeira.com

Te recomendamos leer

Roberta adelantó que en la expo habrá una escultura de bronce, de gran formato.

"Es una súper oportunidad, tengo entendido que soy la primera artista mujer contemporánea en exponer en el museo".

La periodista Lydia Cacho, la escritora Carmen Reviriego y el mismo Manolo Caro colaborarán con textos para "Retrouvailles".

"Ya veremos cómo nos va", añade.

"El teatro me cambió la vida": Homero Ferruzca
Síguenos en

Últimas noticias