Selecciona tu región
Cultura

Descubre la verdad detrás de las famosas Momias de Guanajuato

México cuenta con el mayor número de momias en el panteón de Santa Paula, Guanajuato, las cuales se formaron como parte de un proceso natural. 

Por Sonia Martínez

-

México.- México es uno de los lugares más diversos de todo el mundo, ya que cuentan con todo tipo de paisajes, ciudades y poblados pintorescos en donde se puede sentir el calor de la gente y tradiciones, pero además de eso que hace a nuestro país tan único, también cuenta con la colección de momias más grande del mundo, localizado en nada más y nada menos que la ciudad de Guanajuato, Guanajuato.

El panteón de Santa Paula es el hogar de este tenebroso museo, el cual recibe miles de visitas a lo largo del año, debido a que es uno de los lugares de interés más importantes de todo Guanajuato, junto con el famoso Callejón de Besos, la Alhóndiga de Granaditas y la famosa Universidad.

¿Cómo se formaron las momias de Guanajuato?

A diferencia de otros lugares del mundo en donde se formaron momias como parte de una ceremonia funeraria, las encontradas en Guanajuato se formaron durante un proceso natural derivado de lo seca que es la tierra en esta parte de México y de la presencia de minerales.

La mayoría de las momias vienen de la epidemia de cólera que padeció la ciudad de Guanajuato en 1833. Años más tarde y debido al hacinamiento del cemento, el Gobierno decidió cobrar un derecho de perpetuidad que pocos pagaron para conservar el cuerpo de sus familiares en el lugar que ocupaban.

Por lo que no costearon este pago y fueron exhumados por el gobierno local, y para sorpresa de todos, lo que encontraron fueron cadáveres en buen estado de conservación.

En México, las momias no están conformadas por personajes de la realeza ni a guerreros, sino a personas comunes como todos nosotros. El primer cuerpo momificado descubierto fue el de Remigio Leroy, un médico francés que murió durante su visita a Guanajuato y que hoy en día fue exhibido en el museo con un elegante traje.

A medida en que se fueron desenterrando los cuerpos fueron colocados en el osario con la esperanza de que los familiares los reclamaran y pagaran el derecho correspondiente.

Sin embargo, pocas personas respondieron a la convocatoria del gobierno, así que los cuerpos permanecieron exhibidos en el osario y poco a poco se fue corriendo el rumor de la existencia de momias, por lo que tiempo después el panteón empezó a recibir visitas de los curiosos que buscan ver cómo lucían estos hallazgos.

Así es como el Panteón de Santa Paula de Guanajuato se convirtió en uno de los sitios de interés más importantes de toda la ciudad, gracias a la casualidad y a las condiciones naturales que permean la ciudad.

Leer más: Conoce la tenebrosa leyenda de la Capilla del Diablo en San Ignacio, Sinaloa

El Dato

Se dice que muchas de las personas enterradas realmente no estaban muertas, sino en un estado de paralización, por lo que al despertar y verse encerrados la desesperación fue lo que quedó marcado en su rostro para siempre.   

Sheinbaum y Monreal se encuentran en el Congreso de Guerrero, él le pide reunión
Síguenos en