Selecciona tu región
Deporte

Curt Schilling, pieza clave en la Serie Mundial que Boston elimino la maldición del Bambino

Por Luis Sánchez

-

Curt Schilling fue uno de los peloteros que en su epoca como profesional destacó en demasía con diferentes equipos, pero hubo uno donde su garra se demostro. Con los Medias Rojas de Boston, Schilling fue uno de los referentes de la Serie Mundial de 2004.

El ex lanzador derecho fue parte de ese equipo que dejo atrás la famosa maldición del Bambino en e Fenway Park en Grandes Ligas.

El 19 de octubre de 2004, Schilling ganó el Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 2004 contra los Yankees de Nueva York. De forma notable, él ganó este juego jugando con un tobillo lesionado, las mismas lesiones que contribuyeron a su salida desastrosa en el juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Estas lesiones fueron tan agudas que al final de su desempeño en el Juego 6, su calcetín blanco estaba empapado de sangre, el cual ahora se conoce como "el calcetín sangriento".

La victoria forzó un Juego 7, los Medias Rojas seguirían para ganar el juego 7 y la Serie de Campeonato de la Liga Americana y harían su primera aparición en la Serie Mundial desde 1986.

Schilling lanzó (y ganó) el Juego 2 de la Serie Mundial de 2004 para los Medias Rojas contra los Cardenales San Luis. En ambas series, tuvo que tener el tendón en el tobillo derecho estabilizado repetidamente, en lo que se ha conocido como el procedimiento tendinoso de Schilling, después de que la vaina del tendón se rompió durante su aparición en el juego 1 de la Serie Divisional de la Liga Americana contra los Angelinos de Anaheim.

Al igual que en el Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, el calcetín de Schilling estaba empapado con sangre de las suturas usadas en este procedimiento médico, pero aun así logró lanzar siete sólidas entradas, permitiendo una carrera con cuatro imparables y ponchando a cuatro.

Leer más: Liga MX Femenil: Cinthya Peraza ha tenido un gran rendimiento en el AP2021 con Santos

Una barrida de cuatro juegos en la Serie Mundial borró la Maldición del Bambino. El 23 de febrero de 2013, el primer calcetín sangriento se vendió en una subasta en vivo en la mansión Fletcher-Sinclair por $92.613 dólares a un subastador anónimo.

Síguenos en