Insólito

Mamá arriesga su vida al saltar a peligroso río para salvar el muñeco de peluche favorito de su hijo

La joven madre dijo que "no tenía otra opción" que salvar al conejito de peluche porque su hijo no puede dormir sin él

Por Viridiana Diaz

-

Inglaterra.- Lou Austin, una joven madre de 27 años, arriesgó su vida al saltar al caudaloso río Brit en West Bay, Dorset, para salvar el conejo de peluche favorito de su hijo, después de que el viento se lo arrebatara de las manos y terminara en el agua del caudal.

Cuando el peluche fue arrastrado río abajo, Lou, le entregó a Tommy, su hijo de dos años, a su padre, le dio su anillo de compromiso a un extraño y dejó su teléfono móvil a un lado antes de 'dispararse' al agua de 5 pies de profundidad, luego empezó a nadar hasta llegar al peluche Bun Buns.

La joven madre dijo que "no tenía otra opción" que salvar al conejito de peluche porque su hijo no puede dormir sin él.

Hablando después de la terrible experiencia en el río Brit en West Bay, Austin comentó que habían “ido a comer en familia y caminábamos de regreso cuando el viento arrojó al conejito al río".

"Le dije a mi esposo: 'Tengo que atraparlo', y él dijo: '¡No puedes entrar ahí, es peligroso!'

"Mi hijo pequeño nunca ha dormido sin ese conejito. Lo ha tenido desde que nació. He tratado de encontrarle un reemplazo, pero simplemente no acepta nada más".

"Solo pensé: 'Necesito dormir bien esta noche'". No tuve más remedio que entrar y conseguirlo. Pude verlo subiendo y bajando en el agua, así que le di mi anillo de compromiso a un extraño, obtuve un moño de cabello de otra mujer para atar mi cabello y me lancé como una bala de cañón desde la pared de 6 pies de altura”, dijo la valiente madre.

Te recomendamos leer:

Luego añadió que "la corriente era fuerte, así que estaba tratando de mantenerme a flote. Sentía que había un montón de anguilas a mis pies y estaba cubierta de lodo. El conejo había ido unos 60 metros río abajo. Una vez que lo tuve, nadé de regreso al puente. Cuando estaba allí, mi compañero tuvo que sacarme porque estaba empezando a hundirme en el lodo. Afortunadamente, mi auto estaba a solo un minuto a pie”.

Síguenos en

Últimas noticias