Selecciona tu región
Mundo

El Departamento de Justicia de USA demanda a Texas por la nueva ley estatal de aborto

La ley de Texas, conocida como SB8, prohíbe los abortos una vez que los profesionales médicos pueden detectar la actividad cardíaca

Por Ivette Vázquez

-

Texas.- El Departamento de Justicia ha solicitado a un juez federal por medio de una demanda, que declare que la ley de Texas sobre el aborto es inválida, "para imponer su aplicación y para proteger los derechos que Texas ha violado".

Este jueves el Departamento de Justicia demandó a Texas por una nueva ley estatal que prohíbe la mayoría de los abortos, argumentando que fue promulgada "en abierto desafío a la Constitución".

La ley de Texas, conocida como SB8, prohíbe los abortos una vez que los profesionales médicos pueden detectar la actividad cardíaca, generalmente alrededor de seis semanas, antes de que algunas mujeres sepan que están embarazadas. 

Los tribunales han impedido que otros estados impongan restricciones similares, pero la ley de Texas difiere significativamente porque deja la aplicación a los ciudadanos privados a través de demandas civiles en lugar de fiscales penales.

“El acto es claramente inconstitucional según el precedente de la Corte Suprema de larga data”, dijo el fiscal general Merrick Garland en una conferencia de prensa anunciando la demanda. Al Departamento de Justicia también le preocupa que otros estados puedan promulgar leyes similares que, según él, "privarían a sus ciudadanos de sus derechos constitucionales".

Había aumentado la presión sobre el Departamento de Justicia no solo de la Casa Blanca (el presidente Joe Biden ha dicho que la ley es "casi antiestadounidense"), sino también de los demócratas en el Congreso, que querían que Garland tomara medidas. A principios de esta semana, Garland prometió que el Departamento de Justicia intervendría para hacer cumplir una ley federal conocida como Ley de Libertad de Acceso a las Entradas a Clínicas.

Esa ley, comúnmente conocida como la Ley FACE, normalmente prohíbe obstruir físicamente el acceso a las clínicas de aborto bloqueando las entradas o amenazando con usar la fuerza para intimidar o interferir con alguien. También prohíbe dañar la propiedad en las clínicas de aborto y otros centros de salud reproductiva.

La ley de Texas es el freno más grande del país al aborto desde que la Corte Suprema afirmó en la histórica decisión de 1973 Roe v. Wade que las mujeres tienen el derecho constitucional al aborto.

Los proveedores de servicios de aborto han dicho que cumplirán, pero algunas de las aproximadamente dos docenas de clínicas de aborto de Texas han dejado de ofrecer temporalmente servicios de aborto por completo. Mientras tanto, las clínicas en los estados vecinos han visto un aumento en los pacientes de Texas.

Leer más: Hombre de Texas logra demorar su ejecución al solicitar que pastor estuviera con él al momento de su muerte

El huracán Olaf arrastra unas estremecedoras nubes grises y un clima apocalíptico a Baja California Sur
Síguenos en

Últimas noticias