Selecciona tu región
Mundo

Hombre mató a la hija de tres años de su novia porque no se quiso comer un sándwich

El hombre cada vez se sentía más frustrado por la hija de su novia, quien tenía dificultades de aprendizaje y comportamiento

Por Carlos Narvaes

-

Reino Unido.- Una niña pequeña con dificultades de aprendizaje y de comportamiento, fue presuntamente asesinada por el novio de su madre después de que ella se negara a comer un sándwich de jamón, de acuerdo con lo que escucho un jurado del Reino Unido.

Jessica Dalgleish, una niña de tres años de Kent, cuyas dificultades de aprendizaje significaban que solo podía hablar unas pocas palabras, sufrió una fractura de cráneo y murió en la víspera de Navidad del año 2019.

La fiscalía alegó que el hombre identifiado como Paul Marsh se volvió "cada vez más enojado y frustrado" por cuidar a la niña.

Se dice que llevó a la niña arriba a su dormitorio antes de arrojarla con fuerza sobre la cama, lo que hizo que se golpeara la cabeza contra una superficie dura y sufriera lo que se describió como una hemorragia cerebral catastrófica.

Leer másCongreso de Brasil aprueba monumento para honrar a víctimas de la pandemia por Covid-19

Su soporte vital fue desconectado tres días después del presunto de la agresión.

Marsh, de Hythe, Inglaterra, cerca de Folkestone, Kent, ha negado el homicidio y la crueldad infantil.

El tribunal escuchó que el joven de 27 años les dijo a los paramédicos que había escuchado un golpe en el piso de arriba y creía que Jessica se había caído por un tramo de escaleras alfombradas.

Al comienzo de su juicio el martes, la fiscal Jennifer Knight QC le dijo al jurado que el relato de cómo Jessica sufrió su herida mortal era "inverosímil".

Además de la fractura en la parte posterior de la cabeza, los médicos encontraron evidencia de una lesión anterior, lo que llevó a la señorita Knight a decir que el caso de la fiscalía es que Marsh no solo mató ilegalmente a la niña, sino que también la "agredió intencionalmente" en los tres casos, semanas antes de su muerte.

"El caso de Crown es que Paul Marsh comenzó a agredir a Jessica cuando estaba enojado con ella y que estas agresiones la llevaron a sufrir hematomas durante diciembre de 2019", dijo a la corte.

"El 21 de diciembre de 2019, Paul Marsh, enojado por la negativa de Jessica a comer su almuerzo, la llevó arriba y la agredió una vez más, probablemente arrojándola con fuerza sobre su cama y haciendo que su cabeza se golpeara contra la barandilla en la parte superior del cama, la pared o el costado de la cama: una superficie dura".

La señorita Knight dijo que este impacto causó la grave lesión que condujo directamente a la muerte de Jessica.

La pequeña había padecido lo que se conoce como retraso global del desarrollo y aunque sus capacidades físicas eran las esperadas para su edad, no había alcanzado hitos con respecto a sus habilidades cognitivas.

No podía comunicarse muy bien y se golpeaba la cabeza deliberadamente contra una pared o el suelo cuando se enfadaba o se frustraba.

El tribunal también se enteró de cómo se sabía que mordía.

Jessica también había comenzado a arrancarse el cabello en mechones y, por lo tanto, le habían afeitado la cabeza para evitar que lo hiciera.

Sin embargo, se dijo que por lo demás estaba sana antes de su muerte.

La madre de Jessica conoció a Marsh y se involucró sentimentalmente con él mientras la pareja trabajaba en una residencia para adultos con dificultades de aprendizaje.

Marsh no tenía hijos propios ni experiencia en el cuidado de un niño cuando se mudó con ella en agosto de 2019.

Guadalajara, Jalisco, recibe premio ambiental de la ONU por acción contra cambio climático
Síguenos en

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones