Selecciona tu región
Mundo

Niño de 14 años murió luego de tomar una pastilla de éxtasis en una fiesta de pijamas

Un niño de 14 años que se encontraba de fiesta con sus amigos, decidieron experimentar con una pastilla de éxtasis, que le provocó la muerte

Por Carlos Narvaes

-

Inglaterra.- Un niño de 14 años murió después de tomar una pastilla de éxtasis durante una fiesta de pijamas con sus amigos en Stockport, Greater Manchester en Inglaterra.

El joven identificado como Luke, sufrió una reacción fatal de consumir solo 1 gramo de MDMA, mientras "experimentaba" con la droga.

El menor fue trasladado de urgencia al hospital, pero murió 24 horas después. La policía inicialmente creyó que Luke había estado tomando la llamada Spice, la llamada "droga zombi", pero las pruebas post mortem mostraron que murió como resultado de la toxicidad de MDMA.

La policía arrestó a un niño de 16 años bajo sospecha de posesión con la intención de suministrar drogas de Clase A, pero no se tomaron más medidas contra él, de acuerdo con el medio Mirror.

Hoy, un investigador escuchó que la tragedia ocurrió el 17 de marzo de 2018 después de que Luke y otros niños se alojaban en una casa en Stockport, Greater Manchester.

El grupo de amigos compró la sustancia esa misma noche y más tarde en la casa, Luke, de Bramhall, la tomó primero, seguido por un amigo y ambos se enfermaron.

El inspector Christopher Downey, de la policía de Greater Manchester, dijo en la audiencia de Stockport: "Luke y sus amigos estaban ansiosos por experimentar con drogas y todos aceptaron de buen grado comprarlas".

"Nadie sabe cómo iban a reaccionar ante el consumo de drogas. La MDMA se conoce como una droga de fiesta, pero puede tener consecuencias trágicas. Luke y sus amigos querían experimentar con las drogas. Luke tenía confianza y estaba liderando a los otros chicos".

Leer másEstados Unidos no volverá a confinamiento pese al aumento de casos por la variante delta

Explicó que ninguno de los padres de familia en su vida tenía idea de lo que iba a hacer esa noche. "Es de una familia muy cariñosa. Los padres y la familia de quienes tuvieron la fiesta de pijamas no tiene la culpa de esto".

"Hicieron todo lo posible para mantener a sus hijos lo más seguros posible. Los chicos estaban experimentando y no sabían en qué se estaban metiendo. Este es un caso muy triste y trágico".

Añadió: "Los procedimientos penales no tuvieron éxito en relación con el suministro de drogas, ya que el propio Luke tomó posesión de estas drogas y la actividad se habría intensificado".

La familia de Luke estuvo en la audiencia, pero se negó a comentar después. Ninguno de los chicos involucrados en la pijamada prestó testimonio en la investigación.

¿Cómo trabajar temporalmente en Canadá sin estudio? Video de TikTok lo explica
Síguenos en
Más sobre este tema