Selecciona tu región
Opinión

El pleito por la Fiscalía de Justicia 

Ojo indiscreto

Por Tomás Chávez

-

Parece que ya hay un acuerdo para el retiro, claro, con una jugosa pensión vitalicia, del fiscal general del estado, Juan José Ríos Estavillo, para dejar libre al gobernador electo Rubén Rocha para que elija a un nuevo fiscal. Sin embargo, ha estado estirando la liga, posiblemente en busca de una mejor negociación o porque “sus padrinos” políticos le recomiendan que no se vaya. 

No solo en Sinaloa sino en varios estados del país, los morenistas, más bien los gobiernos de la Cuarta Transformación, han venido librando batallas contra “fiscales incómodos” que les dejaron de herencia anteriores administraciones. El caso más palpable es la que libra el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, y el Congreso, para destituir a Uriel Carmona, a quien acusan de tener nexos con la delincuencia organizada. 

 Veracruz era uno de los estados más violentos del país, y cuando asumió la gubernatura el morenista Cuitláhuac García, luchó jurídica y políticamente hasta que destituyó al exfiscal Jorge Winckler, a quien acusó de no hacer nada por combatir a los delincuentes; al contrario, decía que saboteaba las acciones de la justicia. Se lo había dejado de herencia el exgobernador panista Fidel Herrera y después que se fue se ha venido restableciendo la calma.

 En Guanajuato, considerado el estado de país donde se cometen más homicidios, el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador le ha insistido al gobernador panista Diego Sinhué que destituya al fiscal general Carlos Zamarripa porque se presume que no ha dado buenos resultados en los más de 12 años que lleva en el puesto y se proyecta para 18, pero además que solapa a los cárteles y a los huachicoleros.

En Sinaloa no es el caso, al menos no se sabe que Ríos Estavillo tenga nexos con la delincuencia, pero los directivos de las federaciones y colegios de abogados lo han venido acusando que es apático en el desempeño de sus funciones, que ha desmantelado la fiscalía y los cuerpos de investigación. Ante esto, Rocha prefiere relevarlo por alguien más confiable. y si no renuncia, el Congreso lo podría destituir.

A su favor se argumenta que lo quieren destituir por una venganza, porque le abrió y filtró carpeta de investigación, por supuesto acoso, contra el expresidente del Supremo Tribunal de Justicia Enrique Inzunza Cázares, quien ahora será el secretario general de Gobierno. Otros aseguran que el gobernador Quirino Ordaz lo quiere dejar de herencia, junto con la auditora superior Emma Guadalupe Félix.

El proceso de relevo ya está en marcha y los aspirantes visibles para suceder a Ríos Estavillo son: el presidente de la Fedasin, José Luis Polo Palafox; la jueza en retiro Sara Bruna Quiñonez y el exfiscal Óscar Fidel González. Las cartas están sobre la mesa, pronto se sabrá quién es el ganador.

Popurrí. Felicidades a los compañeros periodistas de Los Mochis que reciben el reconocimiento que entregan los periodistas mazatlecos con motivo de la Libertad de Expresión: Javier Camacho, Dulcina Parra, Arely Hernández, José Ángel Sánchez, Eulalio Valdez y Juan Pablo Espinoza.

“Que en el futuro se elija al fiscal por votación”, Presidente de Fedasin Polo Palafox

Síguenos en