Selecciona tu región
Opinión

El primer pecado capital de la educación

REFLEXIONES DEL PADRE GERARDO

Por Pbro. Gerardo Gómez Villegas

-

Hola ¿qué tal? Muy buenos días. Buen inicio de semana.
Corregir a una persona en público, es el primer pecado capital de la educación. 
Un educador nunca debe exponer el defecto de una persona, por grave que sea, frente a otros. 
La exposición pública provoca humillación y traumas complejos difíciles de superar.
Un educador debe valorar a la persona que comete un error, más que el error en sí.
Los padres y maestros solo deben interferir en público cuando un joven ha ofendido o lastimado a alguien públicamente. Si lo hacen, deben actuar con prudencia para no echar más leña a la hoguera de las tensiones.
Buen día.  

Síguenos en