Selecciona tu región
Opinión

Funcionarios estatales involucrados en el caso Nafta: Higuera y Torres

EN EL BLANCO

Por Fernando Zepeda

-
audima

Los que saben. Dos funcionarios del gobernador Rubén Rocha Moya saben perfectamente el tema del despojo que se está dando en Mazatlán. No solo lo vivieron en carne propia. Fueron actores cada uno en su momento de este proceso salpicado por la duda de la corrupción. Uno es el secretario particular de Rocha Moya, el exalcalde panista Alejandro Higuera. Siendo alcalde, fue el que autorizó el permiso para la construcción de una gasolinera a la empresa Nafta, uno de los muchos negocios que pertenecen al Grupo Arhe. Higuera, aún de alcalde, recibió los amparos que impidieron legalmente que la gasolinera se construyera. En aquel momento, nadie en el Ayuntamiento movió un solo dedo y dejó correr el caso, que se fue a tribunales. Llegó el turno del alcalde, también panista, Carlos Felton, que en sus tres años dejó correr el caso. Y de acuerdo con el actual titular del Órgano de Control Interno, Rafael Padilla, fue ahí donde el caso de Nafta se perdió casi, en definitiva. ¿Quién era el secretario del Ayuntamiento y encargado de defender jurídicamente al Municipio? Pues ni más ni menos que la actual secretaria de Turismo, Rosario Torres. Las omisiones permitieron que los tribunales les dieran la razón a las demandas de Nafta, pues no fueron respondidas. Con Fernando Pucheta como alcalde, el tema se defendió y se contrató a un especialista, Aristóteles Morales, que en pocos meses logró darle vuelta al proceso y nos dicen que lo dejó ganado. Rocha Moya no puede argumentar que desconoce el tema. En campaña le acercaron a los dueños de esa empresa. Y tiene a dos colaboradores, subalternos como les llama él, que a la hora que quiera le pueden dar su versión. El hecho es que Mazatlán está pagando 141 millones de pesos y le están despojando de bienes inmuebles, sin que nadie actúe en defensa ante este “robo del siglo”.

Premio de consolación. Rafael Mendoza, líder del Partido Sinaloense en la zona sur y cercano a Melesio Cuen, actual secretario de Salud, fue nombrado como subsecretario de Planeación Turística. Ahí donde también está y es titular Rosario Torres. La Secretaría de Turismo fue entregada por el gobernador Rubén Rocha Moya al PAS como cuota por la alianza política entre ese partido y Morena en el pasado proceso electoral. El propio Rocha Moya le tomó protesta en su cargo a Mendoza. Un nombramiento con claros tintes políticos. Y es que Rafael Mendoza había sido nombrado por regidores de Mazatlán como secretario del Ayuntamiento en la sesión que realizaron con la ausencia del alcalde Luis Guillermo Benítez, que al final fue declarada como ilegal.

Llegó Ómicron a México. Oficialmente, las autoridades federales reportaron a un mexicano que estuvo en Sudáfrica y regresó al país con síntomas que lo llevaron a ser hospitalizado. Era una noticia cantada. En tanto el presidente López Obrador no ordene la cancelación de vuelos a Sudáfrica y la región africana afectada por Ómicron, México será fácil victima de esta nueva cepa. El mismo secretario de Turismo, Miguel Torruco, fue bastante claro. No se cancelarán vuelos. Primero está el turismo. Y ni se diga de Hugo López-Gatell, que aseguró que Ómicron es aún un tema que se está revisando. La irresponsabilidad por delante. 

La Fiscalía ya investiga. Hugo Enrique Moreno lo confirmó. La denuncia ya está presentada y la Fiscalía inició las investigaciones. El atentado contra su patrimonio fue brutal. Y urge que se resuelva el caso. 

Síguenos en