Selecciona tu región
Opinión

Feliz fin de semana con rumorama.com

RINCÓN BEISBOLERO

Por José Carlos Campos

-

VALIOSOS. Buen y entretenido tema lo ha sido este año la presunta sobreexposición y consecuente sobre valoración de lo que viene haciendo el japonés Shohei Ohtani con los redundantes Ángeles de Los Ángeles, tanto como para que desde hace meses se le viniera viendo como un casi seguro MVP de la liga americana. Pero una súbita caída en las semanas recientes, hacia el final de la campaña, aunado a la consistencia del dominicano Vladimir Guerrero Jr., de los Azulejos de Toronto, han incidido para que la percepción inicial se vaya esfumando paulatinamente. Se entiende que por razones de conveniencia, varios han sido los que ayuden a proyectar al japonés, que hayan llegado a niveles de exaltación como para alzar las cejas, sí, es que como que está muy visto que eso es no nada más por razones deportivas, sino de posicionamiento de marca (MLB), de agrandar idea de “internacionalización” (Manfred) y esa terca obsesión de buscarle caras a las ligas, al estilo de lo que han hecho con Huitzilopochtli Mike Trout. En contraparte, el muy fuerte sentimiento regional de origen dominicano apoyando a Guerrero, insistiendo en el contraste de cifras para que se genere el consenso en favor del toletero isleño.
Y es que hasta ahora, ni modo de decir que “no” a lo que dicen los números: Guerrero, con .317,45 HR y 103 producidas (a los que agregan cifras creadas por la secta soberbiométrica), mientras que Ohtani se queda con .254, 44 HR y 94 producidas. Y como para evitar más visiones falsas: los Azules están muy cerca de calificar a los playoffs, mientras que los Angelinos, de nuevo, muy pero muy lejos de oler el aroma a calificación.

VERSIONES. Trasciende que se cocina, al modo, una nueva mudanza de plaza en la LMB, algo recurrente año con año y que este año conlleva el que se reviva la idea de que la ciudad elegida para el cambio es Mazatlán. De los candidatos para mudarse, habría que poner atención a Durango. Esto no por razones aparentemente geográficas, sino más bien por aquello de “cuentas por cobrar”. El tejemaneje de este asunto se pretende sea de bajo perfil por más que el propio alcalde mazatleco lo suelte al aire. El Químico Benítez asume así que al traer al puerto pelota de verano sirve para darle de lleno un golpe a la familia Toledo, que posee la franquicia de los Venados en LAMP, y con quien ha mantenido un ánimo de confrontación casi permanente. Que si detrás del supuesto movimiento están los hermanos Arellano, los dueños de los Leones de Yucarán, entonces queda al descubierto, o se revelarían, los estrechos nexos que estos mantienen con el Químico, que suenan en mucho a intereses no muy claros, por cierto. Sobre la factibilidad de que Mazatlán tenga beisbol todo el año, por ahora la duda, la gran duda. Empezando porque imponer un interruptor en la gran tradición del beisbol invernal no luce, ni tantito, como una buena idea.

DECAÍDOS. Los Toros de Tijuana resultaron campeones de la Liga Mexicana 2021 y en buena parte, debido al sorpresivo decaimiento de los Leones de Yucarán, quienes dejaron ir una ventaja de tres juegos en la serie final. Difícil explicar qué les sucedió a los Leones, que de un momento a otro dejaron de jugar el nivel de pelota que venían jugando, siendo de la noche a la mañana una escuadra muy distinta a la que venía siendo. Ante ello, los Toros aprovecharon lo que se les puso enfrente, no bajaron el paso y se alzaron con el cetro en siete juegos. Y por lo que se ve, será un largo invierno en Mérida: a pensar en lo que no se hizo y tal vez en Mazatlán 2022.  

Síguenos en