Selecciona tu región
Opinión

Playoffs LMB: la taquilla es primero

RINCÓN BEISBOLERO

Por José Carlos Campos

-

RAZONES.– Ahora se entiende de bien a bien la razón por la cual los dueños de clubes de la LMB optaron este año por un rol regular corto y unos muy largos playoffs. La sangría económica en tiempos de pandemia se anticipaba muy severa, así que lo mejor fue asegurar para casi todos los equipos (12 de 18) ingresos “adicionales” por concepto de tener juegos de postemporada.

No todo es júbilo ya que, un tanto por la pandemia, los estadios no han mostrado los anticipables llenos que pudieron augurarse.

Empero, el escenario no ha sido del todo deslucido: se han celebrado los dos primeros juegos de cada serie y al menos han dado material para el comentario. Ya se sabe que en los playoff el pasado inmediato no cuenta, los equipos salen con otra mentalidad y así es como el sábado los Tigres pasaron sobre Diablos haciendo diez carreras en la segunda entrada y los Rieleros dieron el campanazo al derrotar a Tijuana de visitantes. Los favoritos Mariachis le cayeron encima feo a los Algodoneros al ganarle par de encuentros; los inconsistentes Acereros batallando para llevarse un triunfo de Saltillo, mientras que salen tablas Pericos y Olmecas así como Leones y el Águila.

Late, casi como vaticinio, que en la zona norte el adefesio de “mejor perdedor” saldrá de la serie Acereros y Saraperos, y en la sur entre Águila y Leones. Esto además de anticipar que podrá verse algo así como la “rebelión de los colgados” ahora que las series cambian de sede. Los que se veían como presuntas víctimas puede y den el zarpazo actuando como locales.

MODALIDAD.- Sabido es que la LMB aprobó para este año la modalidad ya desechada del adefesio ese llamado “mejor perdedor” aunque bajo la modalidad de no buscar mejor criterio de desempate que el “mejor posición del standing”. Esto es, en caso de que dos o tres equipos pierdan su serie de “repechaje” en el mismo número de juegos, se van al standing del rol regular y quien haya quedado en mejor puesto gana el boleto.

Aquí cabe la consideración de que bien pudieron evitarse el sofoco por eso de acudir a lo que durante años criticaron a  la LMP, que copiaron tan a la arrebatada y que pudieron darle la vuelta con solamente otorgar el boleto directo a la segunda ronda a los líderes divisionales.

Y lo otro sería que de esta manera dan espacio para que sucedan cosas no muy ortodoxas, maromas que se supone están desterradas pero que a final de cuentas son mañas que son difíciles de desterrar.

Ojalá y que no haya necesidad de acudir a dicha figura. Tan solo decir “mejor perdedor” es invocar al absurdo.

TIEMPO.- Pasa el tiempo, se van los días y es hora que nadie salta a la palestra para más o menos tratar de dar su opinión acerca del lastimoso papel que tuvo la selección mexicana de beisbol en los pasados Juegos Olímpicos celebrados en Tokio.

Todos sabemos quiénes son los involucrados, sabemos que de alguna manera quedan obligados a ofrecer explicaciones, pero sabemos también que al parecer hay un pacto de silencio, nadie dice nada por un acuerdo casi secreto de no ventanear a quien encabeza el tótem.

Claro, ahora hablarán de que el Mundial sub 23 que se efectuará en México, que si el Che Reyes será el mánager, empezarán a vestir de charros a los posibles convocados, pero sobre Tokio ni una palabra. Nunca pasó, nadie recuerda. Ahora sí, cubrebocas obligatorio, aunque más bien sea bozal.

Síguenos en