Selecciona tu región
Opinión

La líder indígena de El Fuerte, Gloria Urías Vega, se quedó con las ganas de ser diputada local

El Ingenio

Por El Ingenio

-

Asunto concluido. La líder indígena fortense Gloría Urías Vega se quedó con las ganas de ser diputada local porque al final le ganó la careada la exalcaldesa de Guasave Aurelia Leal. Ya Leal tomó protesta como legisladora y el Tribunal Electoral del Estado de Sinaloa declaró concluido el proceso electoral porque no quedan impugnaciones pendientes, lo que algunos creían que existía porque Urías Vega en forma estridente había anunciado en conferencia de prensa que se iría a la Sala Superior del TEPJF, lo que no ocurrió por razones desconocidas. Algunos dicen que hablaron con ella y pueda aparecer en un cargo en el próximo sexenio, pero otros alegan que no negoció con nadie. Que ya no quiso desgastarse porque ya vio que los dados estaban cargados hacia la exalcaldesa guasavense. Después que se instale el nuevo gobierno estatal se sabrá cuál de estas posiciones salió cierta. Para la historia quedó que a Urías Vega le hicieron de agua la constancia de diputada electa que le extendió el Instituto Estatal Electoral de Sinaloa.

La espalda. Dicen que más de lo que se imaginan, los líderes del grupo de Aquí No se pegaron un “quemón” al quedar al descubierto que se oponen a la construcción de la planta de fertilizantes en Topolobampo de Gas y Petroquí-mica de Occidente (GPO), pero para favorecer el proyecto de la planta de metanol de la empresa Mexinol. Incluso, hay quienes en el sector indígena le retiraron el apoyo a Felipe Montaño y Gerardo Peña Avilés porque se dieron cuenta que estos los usaron en contra de GPO, pero para en lo oscurito pactar con los inversionistas de Mexinol. Esta empresa pretende ganarle el mercado de metanol a GPO que producirá ese producto en una etapa posterior. Ahora se sabe que la animadversión contra Montaño y Peña, que se rasgaban las vestiduras por el medio ambiente, se manifestó en la reunión en el ejido Ohuira. Estuvo desairada. Si eso pasó con los suyos, con los contrarios ni se diga. Se habla que los líderes de Aquí No tratan de contener la inconformidad con el argumento de que ellos solo escucharon a los inversionistas de Mexinol, lo que nadie se los cree. La jugada parece que se les revirtió y algunos consideran que se reflejará en la consulta para la planta de fertilizantes en Topolobampo.

Amarrados. Una vez que se conformaron las comisiones en el Congreso del Estado salió a relucir que a los diputados priistas les jugaron el dedo en la boca. Les dieron algunas presidencias, pero sin poder hacer mayoría. Por ejemplo, a la ahomense Deisy Judith Ayala le dieron la presidencia de Asuntos Obreros, pero del PRI nomás es ella en esa comisión. Y no faltan los bufones que dicen que les fue muy bien.

Desencanto. El nombramiento de la expanista Viridiana Gastélum, originaria de Choix, que hizo el alcalde electo de El Fuerte, Gildardo Leyva, como directora de Planeación, acabó por decepcionar a los fortenses. Fue el colmo tras revelar que el guasavense Édgar Espinoza va como secretario del Ayuntamiento, lo que muchos ahora señalan que Leyva y la alcaldesa Nubia Ramos son “lobos de la misma isleta”. Con solo recordar que Viridiana Gastélum estuvo como directora de Planeación con el entonces alcalde Eleazar Rubio, a varios fortenses se les cayó de la gracia Gildardo Leyva.

Contrastes. De todos los directores que eligió el Consejo Universitario de la UAS, el de César Oswaldo García Cota, de la prepa Mochis de esa institución, fue el más reconocido y avalado. Incluso, por encima del de Fernando Leyva Sánchez, de la prepa en El Fuerte. Es más, algunos aseguran que la ratificación de este último no debería de haberse dado, pero ya palo dado ni Dios lo quita. 

Síguenos en