Selecciona tu región
Opinión

“Desfacer entuertos”, la misión que espera a Quirino en España

EL ANCLA

Por Luis Enrique Ramírez

-

La decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador en favor del gobernador Quirino Ordaz Coppel como próximo embajador de México en España es, más que política, una jugada estratégica en el actual momento de la relación bilateral.
Como AMLO y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, lo han aclarado, no existe diferendo entre ambas naciones derivado de la postura del mandatario mexicano sobre la Conquista de 1521, cuyo aniversario recién se conmemoró en el Zócalo como “cinco siglos de resistencia indígena”.

La crisis que vive la embajada de nuestro país en España es de orden interno. Lo que pudo quedar en un sainete con el escándalo que hizo en redes sociales el escritor Jorge F. Hernández por su cese como agregado cultural el 14 de agosto, escaló a mayores. El responsable de diplomacia cultural de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Enrique Márquez, tuvo el mal tino de acusarlo de comentarios misóginos hacia la embajadora que ella misma mandó desmentir. Luego, otro tropiezo: la propuesta del reemplazo, que recayó en la joven ensayista Brenda Lozano, quien ha faltado públicamente a la investidura presidencial con bromas de mal gusto en Twitter. El asunto terminó en la mañanera, donde el presidente López Obrador descartó a Lozano y anunció que ese lugar será ocupado por una poeta indígena cuyo proceso de selección está en marcha.

El 18 de agosto, Enrique Márquez anunció su renuncia al cargo y desde luego semejante exhibición de desorden precipitó la caída de la embajadora María Carmen Oñate Muñoz, a quien la SRE ha dado una salida digna, como corresponde a sus 42 años de carrera en el servicio exterior mexicano. Digamos que la embajadora se pasó de diplomacia ante una situación que requería mano dura. 

Hasta sus más acérrimos críticos reconocen el buen tino que distingue al presidente Andrés Manuel López Obrador en los más recientes nombramientos de su gabinete, como los nuevos secretarios de Gobernación y de Hacienda: Adán Augusto López y Rogelio Ramírez de la O, respectivamente.

Es en ese tenor de privilegiar el perfil idóneo para cada cargo “A la mitad del camino”, para citar el libro más reciente de AMLO, se inscribe su decisión de proponer ante el Senado de la República como próximo embajador en España al gobernador Quirino Ordaz Coppel, una vez concluida su gestión en Sinaloa. Trato suave, pero también firmeza, severidad y capacidad de control absoluto en todos los órdenes de mando distinguen el estilo quirinista en el servicio público; su otra gran habilidad, las relaciones de alto nivel.

El presidente dijo que el encargo a Ordaz como embajador será “buscar y restablecer las relaciones a plenitud entre México y España a partir del respeto mutuo; estamos en una etapa nueva y es oportuno que se lleve a cabo este cambio”.

Subrayó que el gobernador tiene la capacidad para llevar a cabo esa tarea.
“Desfacer entuertos”, diríamos en paráfrasis de la obra cumbre las letras españolas, Don Quijote de La Mancha, de Miguel de Cervantes Saavedra, será en dos palabras la próxima misión de Quirino Ordaz Coppel en la madre patria y el honor, como él lo dijo el sábado, es para todos los sinaloenses.

POR LAS DOS VIDAS. Pendiente aún en la Suprema Corte el tema de la objeción de conciencia sobre la práctica del aborto, en Sinaloa los grupos que defienden ambas vidas, la del embrión y la de la madre se manifiestan hoy frente a la sede de la SCJN en Culiacán (Morelos entre Madero y Francisco Villa) a las 17:00 horas. Antes, a las 10:00 horas, convocan a rueda de prensa en el restaurante Los Portales. Pendientes.

Síguenos en