Selecciona tu región
Opinión

Masivos destapes presidenciales

  OJO INDISCRETO

Por Tomás Chávez

-

El tiempo se va volando, y como nadie quiere quedarse atrás, en cuanto resulto reelecto y rindió protesta, el presidente nacional del PAN, Marko Cortés, “destapó” a 8 panistas como precandidatos para contender por la presidencia de la República en el 2024. “Tenemos con que dar la gran batalla y cambiar el rumbo”, dice.   

Los que tienen más posibilidades, son los gobernadores Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; Marú Campos, de Chihuahua, y Francisco Domínguez, de Querétaro, pero lo paradójico es que Marko habla que los panistas son referentes de moral, y todos ellos están acusados de casos de corrupción, de haber recibido lo denominados “moches” para aprobar las reformas legislativas, y a Diego Sinhué, de Guanajuato, lo acusan de dirigir el estado con más alta criminalidad en el país. También va Mauricio Vila, de Yucatán.    

Van los legisladores: Santiago Creel y Juan Carlos Romero, y al último el excandidato presidencial del 2018 Ricardo Anaya, que hasta ayer estaba prófugo o “exiliado” porque la FGR lo persigue por haber recibido sobornos del exdirector de Pemex Emilio Lozoya. En teoría Anaya impulsó a Marko para que llegara a la presidencia del partido en su primera gestión, lo que provocó la ruptura con el calderonismo, pero ahora no se sabe sí aún sigue bajo su influencia. 

Los panistas son la segunda fuerza político electoral del país y esto se debe a que aún gobiernan Chihuahua, Guanajuato, Yucatán y Tamaulipas; forman el denominado bloque de contención en el Congreso de la Unión que se opone férreamente a las reformas legislativas del presidente Andrés Manuel López Obrador, y anuncian que se preparan a conciencia para las elecciones de gobernadores del 2022. 

Antes del destape que hace ahora Marko Cortés, el presidente AMLO había “destapado” como presidenciables por Morena o por la Cuarta Transformación a: Claudia Sheinbaum, de la Ciudad de México; Marcelo Ebrard, de Relaciones Exteriores; Tatiana Clouthier, de Economía, y a Rocío Nalhe, de Energía. Excluyó a Ricardo Monreal, pero este después se autodestapó.

Como se ve, los caballos de los dos partidos ya están en el arrancadero, se aceptan apuestas y a ver quién llega con más fuerza al 2024, porque de seguro en el camino quedarán varios damnificados. 

Popurrí. Aquí en Sinaloa los panistas, o lo que quedan del PAN están que brincan para iniciar las campañas por la presidencia del partido, que se tiene que arrancar a más tardar en los primeros días de noviembre, y como ya se eligió al presidente nacional, pronto saldrá la convocatoria y se vislumbra que resultará electa la exdiputada Roxana Rubio. 

Leer más: Los Pandora Papers tocan a Palacio Nacional

TRICOLOR. Mientras tanto en el PRI las facciones local y nacional se disputan el derecho a nombrar al sucesor para la vacante que dejó con su renuncia Jesús Valdés. Del establo del gobernador Quirino Ordaz se menciona al exdiputado Sergio Jacobo y al aún dirigente de la LCAS, Faustino Hernández, pero la franquicia la tiene el dirigente nacional Alejandro Moreno y está retardando el proceso para esperar que se vaya Quirino para poner a alguien de su confianza.

Síguenos en