Selecciona tu región
Opinión

Urge rescatar la educación

OJO INDISCRETO

Por Tomás Chávez

-

Durante su campaña y ya como gobernador electo, Rubén Rocha ha declarado que dará atención preferente a la educación y como exrector de la UAS y especialista en la materia no cabe duda que enfocará sus esfuerzos a este sector; sin embargo, es necesario partir de un buen diagnóstico porque urge rescatarla de la bola de aviadores con la que han llenado a las dependencias educativas los gobiernos anteriores. 

Para empezar, antes y durante la campaña llegaron a las direcciones y puestos claves de la UAdeO, Cobaes, UPES y Conalep activistas priistas, panistas y perredistas, para hacer proselitismo político, como premio de consolación por no haberles tocado ninguna candidatura o porque fueron candidatos y perdieron estrepitosamente, La intención es dejarle un campo minado al gobierno entrante o desgastarlo con pleitos laborales y jugosas indemnizaciones en caso darlos de baja.

Cuando Juan Alfonso Mejía fue designado como secretario de la SEPyC, los especialistas lo vieron como una jugada maestra para enfrentarlo con el gobierno federal, debido a que venía de la organización Mexicanos Primero, creada y liderada a nivel nacional por Claudio X. González, enemigo acérrimo de Andrés Manuel López Obrador y creador de la alianza Va por México, pero hay que reconocer que como especialista sacó la casta y trabajó bien al frente de la educación.

La educación es considerada una actividad prioritaria, acapara el mayor porcentaje de presupuesto en el país y también en Sinaloa, casi no se le escatiman recursos; sin embargo, hay especialistas que aseguran que cobijados en esta bandera, quienes la dirigen incurren en fugas millonarias, a tal grado que el gobierno federal manda completo el dinero para la nómina, y simplemente con lo que se descuenta  a los maestros y trabajadores faltistas alcanzaría para restaurar todas las escuelas sin ningún problema. 

Otra observación que hacen es que en plena pandemia no habría razón para contratar nuevos directivos y tampoco prisa por reponer las plazas que quedan vacantes, porque las escuelas han estado solas por cerca de dos años, pero no hay ninguna conciencia de austeridad y los puestos son tomados como botín de quienes dirigen la educación y se pelean por colocar a amigos, compadres y personajes reciclados, antes de entregar la estafeta al nuevo gobierno.  

Para limpiar a la educación, es necesario que llegue un secretario con un historial limpio, sin nexos con los gobiernos panista y priista que la población rechazó en las urnas, y con carácter inflexible, para poner a trabajar a los aviadores o echarlos para afuera y para frenar las enormes fugas que existen. Pero además también urge que lleguen directivos con los perfiles adecuados y que sepan rescatar la mística de trabajo que en un tiempo caracterizó y aún caracteriza a muchos maestros.

Bueno, si no es mucho pedir, porque aún hay más.

SIMULACRO. A pesar de que se había anunciado con anterioridad, a muchos tomó por sorpresa el megasimulacro de temblor de ayer.

COVID. Amanecemos hoy con semáforo verde; sin embargo, pocos lo creen, por lo que hay que seguir cuidándose.

“La educación es un derecho, no un privilegio”, gobernador electo Rubén Rocha

Síguenos en