Selecciona tu región
Opinión

Los Estados Unidos

Por Rodolfo Peña Fárber

-

Al norte de nosotros, adheridos como sanguijuelas y espiándonos compulsivamente, se extienden los mal llamados Estados Unidos de América, monstruo insaciable que es guarida de 300 millones de tontos que se creen listos y llenos de cualidades con las que Dios los dotó para poder estafar y manipular para su provecho a todos los pueblos.

Para garantizar la realización de esa “misión divina”, Dios les asignó los asesores y tutores ideales, que son los judíos, a quienes obedecen ciegamente.

México, tan a la mano y tan dócil, ha sido y sigue siendo la golosina más atractiva para el monstruo, que nos conoce y nos explota hasta las entrañas.

Nada sucede aquí que no haya sido programado y organizado desde los infernales cuarteles de “gual estrit” y la asquerosa “Casa Blanca”.

Solo una astucia diabólica puede confundir y desquiciar durante más de 200 años a un pueblo entero y que este pueblo adopte al monstruo que lo asfixia como amigo y, aún peor, como modelo ideal que hay que imitar en todo, en lo principal y en lo secundario, como condición necesaria para la superación individual y nacional.

Esta pésima tendencia equivale a un suicidio degradante y ruinoso y esa la obra traidora antipatriótica de la logias masónicos subordinadas servilmente a las Logias de los Estados Unidos, auténticas forjadoras y directoras de nuestro sistema político; ellas escribieron nuestra historia, poniendo y quitando nuestros gobernantes y redactando nuestras leyes, que, por esa causa resultan todas ilegales, como lo son también nuestros gobernadores y legisladores.

Síguenos en