Selecciona tu región
Política

Gobierno de AMLO y FGE se contradicen en caso de Luis Enrique Ramírez

Mientras el subsecretario de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana afirma tener identificados a los asesinos de Luis Enrique Ramírez, Sara Bruna dice no tener pruebas de ello

Por Lucía Mimiaga

-

Sinaloa.- El gobierno federal afirmó que la principal línea de investigación en el crimen contra el periodista Luis Enrique Ramírez Ramos es el crimen organizado, y descartó su labor periodística como la causa.

La afirmación fue hecha por el subsecretario de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Ricardo Mejía, quien dijo textual: “No hay ningún elemento, al igual que en el caso de Sinaloa, que presuma una asociación del evento con la actividad periodística y hay una línea muy sólida que conduce a un tema de delincuencia organizada”.

Los avances

El funcionario federal afirmó que se tiene plenamente identificados a los responsables del asesinato del reconocido periodista Ramírez Ramos, aunque no se precisó si se trata de los autores intelectuales o materiales del crimen.

Lee más: Rubén Félix, nuevo integrante de la familia del Colegio de Sinaloa

"No se quiere alertar a los perpetradores, pero están identificados plenamente", señaló el subsecretario. Insistieron en que la SSPC ha colaborado con el gobierno de Sinaloa en las investigaciones del caso del periodista Luis Enrique Ramírez.

El hallazgo del cuerpo de Luis Enrique ocurrió el 5 de mayo al sur de la ciudad de Culiacán, en el ejido El Ranchito, por una brecha. De acuerdo con la versión del gobierno federal, el periodista de EL DEBATE había sido privado de su libertad durante la madrugada del 4 de mayo.

Estuvo retenido en algún lugar y fue abandonado, muerto, al día siguiente. En el proceso de investigación se han efectuado periciales que permitieron encontrar equipo celular, expuso, además de rastros hemáticos y un huarache que al parecer era del periodista. Recordó que por la privación de la libertad no se presentó denuncia alguna ante el Ministerio Público.

Luego de que el gobierno federal descartara el ejercicio periodístico de Luis Enrique como principal línea de investigación y afirmara que esta muerte podría estar relacionada con un tema de delincuencia organizada, e incluso anunciar que ya tenía identificados a los presuntos responsables, la fiscal general del Estado de Sinaloa, Sara Bruna Quiñónez, mostró su desacuerdo y dijo que no se debe descartar ninguna línea de investigación.

Continúa investigación

Bruna Quiñónez aclaró que, hasta el momento, continúan las investigaciones para el esclarecimiento de los hechos, sin que se descarte ninguna línea de investigación, incluyendo la periodística.

Aseguró que este asunto en particular es de atención prioritaria, por tratarse de una privación de la vida contra un profesionista dedicado al periodismo y, por ende, en sí mismo un atentado contra la libertad de expresión al acallar una pluma que daba voz a las y los ciudadanos.

Recordó que del gobierno federal se tiene participación de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, así como de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, quienes apoyan en las indagaciones que encabeza personal de Investigación de esta Fiscalía General del Estado.

Lee más: Trabajadores del Hospital Civil de Culiacán inconformes por reelección de Verónica Franco

“Me permito comentar que, pese a lo anunciado en La Mañanera, no se han concluido las investigaciones. Hasta el momento  no se cuenta con datos de prueba para afirmar la responsabilidad penal de personas o persona alguna. Lo que sí se tiene son líneas de investigación que se están explorando de manera profesional y objetiva, en las cuales se han tenido avances importantes. Se mantienen en sigilo por la reserva legal y para asegurar el éxito de la indagatoria”.

Síguenos en

Últimas noticias