Selecciona tu región
Política

La comunicación de la Cuarta Transformación, otra dirección ideológica

La conferencia matutina ha sido una táctica informativa que ha generado un nuevo fenómeno: la presencia cotidiana del Poder Ejecutivo en la opinión pública.

Por David Ortega

-

México.- A partir del triunfo de la coalición política de la izquierda nacionalista que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador y del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), se realizaron diversas transformaciones en las políticas públicas de nuestro país.

Pero, además de establecer múltiples iniciativas en diversas áreas, este nuevo sector en el poder también ha enfrentado la necesidad de construir un nuevo modelo de comunicación colectivo para crear otra dirección ideológica de la sociedad mexicana que fuera acorde con las acciones adoptadas por “nuestro flamante Gobierno”, es decir, un nuevo modelo de comunicación de la llamada 4T, expuso Javier Esteinou Madrid, doctor en sociología y académico de la Universidad Autónoma Metropolitana. 

Esta nueva estrategia de comunicación abarcó varios niveles, siendo de los más importantes, desde el frecuente contacto directo cara a cara que ha realizado el presidente de la República con los distintos grupos de los pobladores a lo largo del todo el territorio nacional vía las giras semanales que efectúa hasta la difusión constante de comunicaciones indirectas que ha realizado a través de la radio y la televisión y cuyo epicentro está ubicado fundamentalmente alrededor del esquema de la conferencia matutina, mejor conocida como La Mañanera, mencionó, durante su videoconferencia: El Modelo Audiovisual de Comunicación Política de la 4T y las Contradicciones de ¿Quién es Quién en las Mentiras? 

Fenómeno comunicativo 

De acuerdo con Esteinou, dentro de este modelo de las conferencias matutinas han surgido diversas características que la han distinguido.

Primero, que se han convertido en un fenómeno comunicativo único, sin precedente a nivel nacional o mundial porque en ninguna otra parte del mundo existe este modelo de vinculación discursiva, ideológica y semántica diaria de la figura presidencial con la población mediante tales características.

Segundo, el arquetipo oficial de la conferencia matutina ha revolucionado radicalmente el modelo de comunicación política oficial heredado de Gobiernos anteriores, pues ha dado a conocer diariamente información sobre la gestión de la gobernabilidad y la posición específica del presidente ante cada uno de los asuntos de la agenda nacional.

Tercero, el mensaje presidencial y de sus colaboradores a través de las conferencias mañaneras resultó muy eficaz comunicativamente, pues sin comprar más espacios extra en los medios de difusión masivos, los temas fundamentales son difundidos durante todo el día por la prensa, la radio, la televisión, tanto comercial como estatal y, de igual forma, se transmite por internet, “las benditas redes sociales”, como les llama el presidente, y las plataformas virtuales, especialmente YouTube, Facebook y Twitter.

Telepresidente

Además, esta conferencia matutina ha sido una táctica informativa, señala el sociólogo y periodista. Ello porque se ha generado un nuevo fenómeno, que es la presencia cotidiana del Poder Ejecutivo en el espacio de la opinión pública produciendo un fenómeno del “telepresidente” que ocasionó que el mensaje del Poder Ejecutivo y de otros gobernantes de la Administración pública estuvieran presente todos los días en la percepción de los ciudadanos.

La conferencia mañanera generó una modalidad de gobernabilidad ideológica que quedó dirigida desde la pantalla, definiendo cotidianamente la línea de la agenda política de la República. 

“En este sentido, diariamente la nación es conducida mentalmente desde la pantalla, y las frecuencias de la conferencia mañanera son quienes dan la pauta de lo que va a suceder políticamente, se esté o no se esté de acuerdo, guste o no lo que se señala ahí, se adopta como la línea política número uno de lo que se tiene que hacer en la agenda de la República”, mencionó el académico. Así que se puede decir -comenta- que gradualmente este espacio dejó de ser un instrumento de información para los auditorios sobre los asuntos públicos y se ha convertido en un arma de propaganda política para defender a la Cuarta Transformación, un ejemplo de ello es la sección ¿Quién es Quién en las Mentiras?

Show político 

De acuerdo con Esteinou, esta sección apareció luego de los resultados de las pasadas elecciones del 6 de junio, pues quedaron muy disgustados tanto el presidente López Obrador como el partido Morena, puesto que no obtuvieron el éxito rotundo que ya habían alcanzado en el 2018.

Situación que atribuyeron al avance de la ideología conservadora que se había reforzado especialmente en las clases medias de las grandes metrópolis del país, apoyada por la programación de los grandes consorcios de medios de difusión privado-comerciales, que se dedicaron a criticar el Gobierno de la 4T y a propagar una mala imagen del mismo, afirmó. Dentro de este contexto se encuentra una fuerte confrontación comunicativa en la que el nuevo régimen argumentó que era indispensable combatir estas falsas informaciones, asegurando que no habría persecución ni censura a periodistas.  

De esta forma, el Gobierno federal optó por no recurrir a elevar el debate político a nivel de la deliberación analítica y lo rebajó utilizando las reglas espectaculares de la propaganda amarillista para enfrentar tal situación con la creación del show político ¿Quién es Quién en las Mentiras?, señaló el sociólogo.

Leer más: La regulación del cannabis es inevitable en México: juristas

Así se empobreció el debate público al colocarlo bajo las reglas adrenalínicas de la dinámica televisiva sensacionalista, dijo Esteinou, esto con el objetivo de capturar más atención de los públicos con el método de excitar sensaciones y emociones, y no de desarrollar a fondo la razón argumentada para poder polemizar, afirmó.

Rescate de perrito atrapado por deslave en Xochimilco, CDMX
Síguenos en