Selecciona tu región
Política

México vive un tenso ambiente político por casos mediáticos

Gustavo Urbina, profesor investigador en el Colegio de México, señaló que la justicia no debería ser mediática, por casos como el de Ricardo Anaya.

Por Lorena Caro

-

México.- Los dimes y diretes entre Ricardo Anaya y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, han tomado fuerza desde los últimos días. Mientras que Ricardo Anaya acusa al presidente de tratar de detener su intención de buscar la presidencia en 2024 con supuestas pruebas falsas en su contra para llevarlo a la cárcel, AMLO lo llama “chueco e hipócrita” en sus conferencias matutinas. Pero el panorama político no termina ahí.

Esta semana, los presidentes de los partidos del PRI, PAN y PRD denunciaron ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) la presunta intromisión del crimen organizado en las elecciones de junio, además de un presunto uso faccioso de las instituciones para perseguir a los opositores, así como el hostigamiento a los órganos electorales.

En entrevista para Debate, Gustavo Urbina, profesor-investigador del Centro de Estudios Sociológicos del Colegio de México, destacó que, en términos de debate público, estos casos son fenómenos o coyunturas que generan mucho revuelo, pero que en realidad no tienden a impactar de manera predominante ni las preferencias electorales ni la manera como se inclina el electorado.

Sin embargo, opinó que sí deja un mal sabor de boca en términos del problema real que se enfrenta, como el manejo muy selectivo de la justicia o del procesamiento de la justicia a nivel mediático.

Los señalados por Lozoya

Gustavo Urbina explicó que, además de esta justicia a nivel mediática, otra situación importante y que se deja entrever es la falta de cuidado en la forma como se filtra información, tanto del contenido de la carpeta de información como los procesos que se van a seguir hasta ciertas figuras de la política, en este caso Ricardo Anaya.

“Esto nos deja con una situación importante, si efectivamente hay elementos para presumir que Ricardo Anaya incurrió en un ilícito, tendrá que ser procesado conforme a derecho, y en atención al debido proceso; pero, por otro lado, lo que es muy importante es que no se haga un uso político y facciosos de la política, donde solamente a ciertos casos se les haga revuelo, justamente para no dar lugar a suspicacias y que se termine creyendo que se sigue solamente a ciertas figuras”, apuntó.

El especialista detalló que los señalamientos contra Ricardo Anaya se derivan de la declaración explícita que hacía Emilio Lozoya, donde decía que entre 2013 y 2014 se había hecho el reparto de dinero a distintas figuras, entre las cuales está señalado Ricardo Anaya, entonces coordinador de la bancada del PAN en el Congreso. Sin embargo, rememoró que antes de Ricardo Anaya, el exsenador Jorge Luis Lavalle fue vinculado a proceso por el caso Lozoya-Odebrecht, que fue detenido justamente tras ser citado a declarar y ahí mismo se determinó que debería ser apresado en el reclusorio norte. A lo que Ricardo Anaya se ha negado por temer un panorama similar.

En este contexto, el diario Reforma informó que la Fiscalía General de la República (FGR) tiene perfilada una imputación por los delitos de asociación delictuosa y cohecho en contra del expresidente Enrique Peña Nieto y el exsecretario de Hacienda Luis Videgaray, por los sobornos que presuntamente entregó el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, para aprobar la reforma energética.

Al respecto, Gustavo Urbina señaló que estos personajes son parte de las 70 figuras políticas que están referidas por parte de las declaraciones de Lozoya. Apuntó que una de las cosas que se tienen que tomar en cuenta, con relación a la forma en la que este Gobierno trata comunicativamente los fenómenos, es que de pronto se hace demasiada resonancia a ciertos casos, como es el caso ahora de Ricardo Anaya o la referencia al presunto señalamiento que se hace sobre Luis Videgaray. “Pero, al final de cuentas, la gente espera resultados.

Si efectivamente hay elementos como para que se pueda proceder jurídicamente o judicialmente contra estas figuras, lo que la gente esperará es que efectivamente terminen tras las rejas o que terminen pagando el delito que cometieron. Mas no necesariamente que todo sea, digamos, un asunto que se desahogue en un intercambio de calificativos, ya sea en mañaneras o en redes sociales”, criticó.

Partidos

Sobre la denuncia ante la OEA de Marko Cortés, Jesús Zambrano y Alejandro Moreno, presidentes de PAN, PRD y PRI, respectivamente, Gustavo Urbina, profesor-investigador del Centro de Estudios Sociológicos del Colegio de México, indicó que impacta de forma internacional, en el sentido de que lo que hará es justamente tematizar o, de alguna manera, propagar parte de la desconfianza que ya se vive en algunos países de América Latina.

México no se excluye de esta situación, en la cual, de alguna manera, existe la percepción de que el crimen organizado se ha infiltrado en distintas actividades en las que el Estado debería tener mayor control, una de ellas, justamente, los procesos electorales. “Lo que sí es bastante desafortunado de parte de los líderes de los partidos en este caso del PRI, PAN y PRD, es que, de tener los elementos probatorios, así como los elementos que efectivamente generen o detonen investigaciones sobre la presunta implicación del crimen organizado, tendrían que haberse presentado ante instancias que sean vinculantes, y no ante una organismos internacional como al OEA”, señaló.

Para entender...

¡Se dan con todo!

El excandidato presidencial del PAN Ricardo Anaya Cortés propuso al presidente, Andrés Manuel López Obrador, que estaría dispuesto a acudir a declarar por las acusaciones en su contra con la condición de que ese mismo día, y a la misma hora y ante el mismo juez, se presenten sus dos hermanos: Pío y Martín López Obrador, y que se les dé el mismo trato y se valoren las pruebas de la misma manera. Ante esto, AMLO respondió: “es una marrullería, una maniobra, quién lo manda a agarrar dinero, que sirva esto de experiencia para los jóvenes que no se trata de triunfar a toda costa sin escrúpulos morales de cualquier índole”.

Leer más: Asesinan a coordinador del PT en Córdoba, Veracruz; alcalde electo pide investigación 

AMLO acusó que el político panista debe asumir su responsabilidad y que le quede claro: “él lo sabe, solo que es chueco, hipócrita, sabe bien que no persigo a nadie, no soy de malas entrañas, no odio, no soy igual a ellos”. Con información de El Universal.

Gas bienestar saca canción
Síguenos en