Selecciona tu región
Política

Parejas infringen violencia a mujeres en el nombre del amor

Conductas aprendidas, como los celos, la exclusividad, la posesión del otro o la creencia de que el amor ‘lo perdona todo’, son mitos del amor romántico.

Por David Ortega

-

México.- La Organización Panamericana de la Salud (OPS), mediante 48 encuestas de base poblacional realizadas en todo el mundo, encontró que del 10 al 69 por ciento de las mujeres revelaron que fueron objeto de agresiones físicas por parte de una pareja masculina en algún momento de sus vidas, informó Brenda Magali Gómez Cruz, doctora en psicología y colaboradora de la Unidad de Docencia e Investigación de Género.  

Durante la conferencia virtual “Violencia hacia las mujeres en nombre del amor”, organizada por la Comisión Interna para la Igualdad de Género del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Sur, indicó también que 38 por ciento de los asesinatos que se producen en el orbe son cometidos por su pareja masculina.

Conductas mortales 

“La violencia puede afectar negativamente la salud física, mental, sexual y reproductiva de las mujeres”, destacó la también académica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza de la UNAM.  Gómez Cruz explicó que, a veces evidentes y otras escondidas, algunas acciones y actitudes en las relaciones amorosas normalizan y replican la violencia y la equidad de género.

Conductas aprendidas, como los celos, la exclusividad, la posesión del otro o la creencia de que el amor “lo perdona todo”, son solo mitos de amor romántico, por lo que es vital reconocerlos y ser críticos ante ellos. “Ser conscientes de nuestra historia familiar, de los vínculos que he observado con las mujeres cercanas a mí, también la narrativa cultural del amor, pero, al mismo tiempo, de qué es lo que yo quiero en mi relación de pareja”, señaló.

Mitos románticos

De acuerdo con la experta, la violencia de género es todo acto de agresión que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada.

Leer más: Anable Hernández reafirma que Felipe Calderón tenía nexos con el narcotráfico 

Además, tanto hombres como mujeres pueden ser víctimas y/o agresores; sin embargo, se tiene documentado que son ellas y las niñas quienes viven formas particulares de vejación, indicó. De acuerdo con la doctora en psicología, se podría hablar de grupos, de acuerdo a los mitos del amor romántico en el que creen, por ejemplo, el grupo de “el amor todo lo puede”, que son personas que se instalan en la falacia de que pueden cambiar a la pareja por amor, la omnipotencia de ese sentimiento, la creencia de que los polos opuestos se atraen y entienden mejor, la falsa idea de la compatibilidad entre el amor y el maltrato, la normalización del conflicto y la creencia de que el amor “verdadero” lo perdona o aguanta todo, dijo. 

Otro grupo sería el de “el amor es posesión y exclusividad”, resaltó los mitos del matrimonio como clave de la relación ideal y de la felicidad, de los celos (que incluso al principio de las relaciones se viven como piropos) y el mito sexista de la fidelidad y la exclusividad.

“Frases como ‘eres mía’ y ‘eres el amor de mi vida’ destacan en este grupo”, expuso. Personas que creen que “el amor es lo más importante y requiere entrega total” y puntualizó la falacia del emparejamiento y conversión del amor de pareja en el centro de nuestra vida y como referencia única de nuestra existencia, la idea de que el amor da la felicidad y que requiere una entrega total, así como entenderlo como una despersonalización.

Cambio de conductas

Ante este panorama, la especialista invitó a las y los jóvenes a ser críticos sobre lo que se dice del amor en canciones, redes sociales, películas y series, ya que algunas veces solo replican conductas e ideas falsas y conductas e instó, especialmente a las mujeres, a ser autónomas, mantener sus intereses personales y fincar amores compañeros, no enemigos.

Leer más: Lilly Téllez se lanza contra Pemex y plan económico de AMLO, "empresa obsoleta"

“La idea es que hagamos cosas por cambiar nuestros vínculos con nuestras parejas y con las demás personas, porque el amor no solo es de pareja, sino hacia otras relaciones y hacia mi persona”, aclaró.

Denuncian acoso a plantón de trabajadores en el Hospital de la Mujer
Síguenos en

David Ortega

Reportero de Investigación y corresponsal

Seis años laborando para la casa editorial El Debate en Culiacán, Sinaloa y en la Ciudad de México. Con experiencia en cubrir al sector salud, partidos políticos, presidencia, marchas y manifestaciones, universidades y fuentes académicas, ciencia, seguridad, historias de la calle, personajes citadinos, cultura y espectáculos. Doy cobertura como corresponsal en la Ciudad de México de toda noticia de relevancia nacional, así como de diversos temas de interés para la sección Tercer Piso, información publicada en edición impresa del periódico y en el sitio debate.com.mx. Aportación al contenido digital de la empresa con transmisiones en vivo para la plataforma Facebook en la cuenta de EL DEBATE. Hasta ahora, en mi paso por EL DEBATE, he logrado obtener el Premio Nacional de Periodismo 2018 en la categoría de entrevista, el Premio Periodismo y Competitividad 2015 otorgado por el Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa (Codesin) por mi colaboración en el trabajo periodístico “Lucran con la propiedad pública” del periodista Luis Enrique Moreno. También fui becado por la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México en su programa de especialización periodística Prensa y Democracia (PRENDE) 2017 y por El Centro de Investigación y Docencia Económicas, A.C. (CIDE) en su Diplomado de Periodismo de Investigación 2019. Soy egresado de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Ver más