Selecciona tu región
Política

Regularización de "autos chocolate" es un atentado contra la industria automotriz: Coparmex

La Coparmex señaló que el acuerdo firmado por Andrés Manuel López Obrador dejará afectaciones en la industria automotriz, una de las que más empleos produce en México

Por Kenneth Montes

-

Ciudad de México.- La Conferencia Patronal de la República Mexicana (Coparmex), condenó el acuerdo firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador para la regulación de los autos "chocolate", en las siete entidades de la frontera norte con Estados Unidos al considerar que la misma es un atentado contra la industria automotriz, que en México el sector que más empleos genera.

A través de un comunicado, la Coparmex señaló que este no es un tema nuevo ya que hasta la fecha hay 19 procesos de regularización acumulados que han sido impulsados en el periodo de 1979 a 2011 y que ahora de acuerdo con el decreto emitido la presente administración por la cual se regulan los vehículos usados ya fue publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Ente la situación explicaron que aunque quien cumple con los términos estipulados puede introducir un auto a México legalmente, el problema es el ingreso ileagal, ya que el mismo representa un acto de evasión fiscal; "un delito a través del cual se beneficia organizaciones criminales, grupos que promueven la corrupción e incluso la comisión  de otros delitos mediante la utilización de estos vehículos", por lo que aseguraron que la regulación anunciada por AMLO, "es un cheque en blanco para la delincuencia".

"En Coparmex tenemos claro lo complejo, sensible y preocupante que resulta este tema para los habitantes de la franja fronteriza del país, que han visto en su región el crecimiento exponencial de mafias que se dedican al contrabando de autos; de ahí la importancia de establecer medidas que protejan a las familias y su economía, no que las vulnere", señaló.

Añadieron que la competencia desleal que se desencadenará con la regularización de autos chocolate, atenta contra la recuperación del sector automotriz, ya que de acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), esta acción podría implicar una caída del 39 por ciento en las ventas del mercado.

Además de que esta disposición pondrá en riesgo a los casi dos millones de empleos vinculados a la fabricación de equipos de transporte y su comercio al mayoreo y menudeo, además se prevean afectaciones en las finanzas públicas por la caída en la recaudación de impuestos, pues se presentarán recortes en la producción de por una menor demanda de autos nacionales.

Leer más: Felipe Calderón denuncia que CFE podría cobrar menos del 50 % a usuarios domésticos

Explicaron que con este decreto "se alienta la introducción de automóviles al país que por sus elevados kilometrajes y antigüedad son altamente contaminantes. De igual manera, al ser vehículos de desecho o con antecedentes de siniestro en su país de origen, no garantizan los estándares mínimos de seguridad vehicular como son frenos de seguridad ABS, bolsas de aire o sistemas de retención infantil. Con ello se pone en riesgo a los usuarios del auto como a las personas en su entorno".

Finalmente, la Coparmex explicó que si bien son buenas las intenciones para quienes demandan alternativas para su movilidad, específicamente en las entidades de la frontera; "no respaldamos medidas que distorsionen la economía, provoquen la pérdida de empleos, deterioren la confianza en la inversión y la recaudación de impuestos, afecten el medio ambiente y, sobre todo, pongan en riesgo la vida de los usuarios de autos y de terceros".

VIDEO. Sicarios roban carro a hombre mayor para escapar en Tamaulipas
Síguenos en