Selecciona tu región
Salud

La variante Ómicron en México, un reto sanitario para todos

La llegada de ómicron y su probable propagación en México puede ser un reflejo de la actuación de las autoridades sanitarias en las aduanas, señala microbiólogo. 

Por María Sánchez

-

México.- La Secretaría de Salud en México ya está actualizando protocolos de salud ante la llegada de ómicron al país. La nueva variante del coronavirus fue detectada por primera vez en Sudáfrica y Botsuana, causando alarma por lo que parecían ser brotes infecciosos que se esparcían de manera muy rápida entre la población joven ya vacunada en esa región africana.

La nueva variante es considerada de preocupación por la Organización Mundial de la Salud debido a las 32 mutaciones que posee en la proteína S (Spike), de pico, del SARS-CoV-2, mismas que podrían conferirle a ómicron capacidades diferentes a las variantes ya conocidas.

Hasta el momento, autoridades federales y sanitarias de México manifiestan estar alerta ante el comportamiento de esta variante en territorio mexicano debido a la detección de un caso positivo a ómicron en una persona de 51 años que provenía de Sudáfrica, caso confirmado el día de ayer por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Por otra parte, Cristóbal Cháidez Quiroz, doctor en microbiología ambiental, y el infectólogo Adolfo Entzana Galindo ofrecieron su opinión a Debate, dando sus perspectivas y recomendaciones a la población.

Fuentes: OMS, SSA, CDC (Centros para el control y prevención de Enfermedades en Estados Unidos, MS (Ministerio de Salud de Brasil), Health Canada. Callaway, E. Heavily mutated coronavirus variant puts scientists on alert. Nature.

Leer más: ¡Atención! Hugo López-Gatell confirma primer caso de Ómicron en México

Las reacciones ante la nueva variante

La nueva variante ómicron no ha sido bienvenida al territorio nacional y las noticias sobre esta, tampoco. Que se corriera la voz de una nueva variante en el país en Twitter la tarde-noche del 2 de diciembre, causó una opinión desaprobatoria por parte de la máxima autoridad federal del Estado mexicano, así lo manifestó Andrés Manuel López Obrador (AMLO) durante la mañana del día de ayer, 3 de diciembre del 2021, cuando en una conferencia de prensa desde Michoacán señaló que hubo irresponsabilidad al informar sobre ómicron. Si bien, hasta ese momento las autoridades de la Secretaría de Salud no habían emitido una opinión oficial, al mandatario le preocupó que se estuviera ya creando lo que denominó una campaña en contra de Sudáfrica, al plantearse un cerco sanitario en todo ese país y hasta en el continente por la nueva variante.

Es sensato no incurrir en discriminaciones, como dice el presidente, lo que sí debe existir, en palabras del doctor Cristóbal Cháidez Quiroz, es un buen programa de vigilancia epidemiológica y genómica “que detecte de manera eficaz el ingreso del coronavirus y sus variantes en México”.

Las certezas y dudas sobre ómicron

Lo que se sabe de la vigilancia epidemiológica en México ante ómicron es que, desde el 26 de noviembre, la Secretaría de Salud (SSA) declaró haber actualizado los protocolos de vigilancia genómica para la búsqueda intencionada de dicha variante y que, en caso necesario, “las medidas sanitarias que se tomen serán guiadas por la evidencia científica disponible”.

Para el martes 30 de noviembre, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, acotaba: “Podemos garantizar que ómicron terminará siendo una de las variables predominantes en el mundo, desde luego, puede incluir a México, démoslo por hecho, igual que llegará a los demás países.

No se ha comprobado que sea más virulenta o provoque enfermedad grave y no escapa a la respuesta inmune ni posinfecciosa, ni posvacunas”, aclaró.

Es cierto que ninguna de las capacidades en potencia que tiene ómicron han sido comprobadas al 100 por ciento, sin embargo, sí hay evidencia que apunta a que las mutaciones en ómicron sí podrían conferirle ventajas sobre otras variantes, de manera que es posible que esta se convierta en dominante incluso sobre delta, según informó recientemente Ewen Callaway, de la revista Nature, en su artículo “Variante ómicron altamente mutada pone a científicos en alerta” (Heavily mutated Omicron variant puts scientists on alert).

También es cierto que aún los casos analizados son pocos y que, de acuerdo con los informes de la OMS y en opinión del infectólogo Adolfo Entzana Galindo, “aún se tiene poca evidencia para confirmar si, en efecto, estamos ante una variante más o menos peligrosa que las ya conocidas”, se tienen que seguir guardando precauciones ante la pandemia, mencionó.

La posible causa de entrada a México

La posición de las autoridades sanitarias en México frente a la pandemia y la vigilancia en aduanas ha sido laxa y abierta; frente a ómicron no es diferente: “cerrar fronteras y bloquear personas o bienes, no son medidas útiles para contener las variantes”, declaró el día de ayer el subsecretario López-Gatell mediante un Twitter.

Al respecto de la actuación de las autoridades sanitarias, el doctor Cristóbal Cháidez Quiroz señaló que la estrategia sanitaria en México no está enfocada a detener a las personas que llegan al país para evitar propagaciones, ya que no se les solicita pruebas de PCR, de manera que la estrategia actual evitaría la detección temprana de pacientes asintomáticos, recién pisan territorio nacional, ya que las pruebas se realizan solo en caso de que los contagiados presenten síntomas.

“Este es el caso de lo que se está mencionado hoy (el 3 de diciembre): el paciente, al parecer, viajó a Sudáfrica y regresó al país sin síntomas o síntomas leves, quizá”, dijo Cháidez, especulando lo que pudo haber pasado ante esta situación. “No sabemos si usó o no cubrebocas. Supongamos que llegó al aeropuerto de la Ciudad de México y estuvo caminando por ahí en el aeropuerto. Y hasta llegar a su casa, seguramente desarrolló síntomas, se atendió en un hospital privado, y en el hospital privado es donde le hicieron la prueba y finalmente es donde entra la Secretaría de Salud a través del InDRE (Instituto de

Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos), para hacer la prueba PCR, y después hacer la prueba de secuenciación, que seguramente arrojó hoy en resultado la presencia de la variante ómicron en México”, relató el microbiólogo, tratando de ilustrar que, en camino a la aparición de síntomas y luego a la detección, es probable que esta persona contagiada con ómicron haya estado en contacto con muchas otras personas y, por tanto, no se sabe a cuántas contagió. “Este es un solo caso de una persona que sí se atendió, pero ¿cuántas personas no habrán ingresado al país con o sin síntomas, y que fue trasmitiendo el virus a otras personas?”, se preguntó, mientras reflexionaba que esto no cambia la situación general frente a la pandemia y frente al hecho de que seguramente ómicron sustituirá pronto en números a la variante delta si las personas no se cuidan.

Continuarán la vigilancia y cuidados

Lo que sí se hace en México es una vigilancia epidemiológica una vez se detecta la infección por covid-19. El doctor Adolfo Entzana Galindo enfatizó que lo que les toca como personal de salud frente a la pandemia es vigilar a los pacientes que presenten covid-19, haciendo el rastreo subsecuente de su proveniencia, sus movimientos y las personas con las que estuvo en contacto y “poder con eso verificar si hay algún factor de riesgo que indique que pudiera ser esa variante (ómicron)”, explicó, para luego mandarse analizar por secuenciación una muestra del paciente de manera conveniente, tal como ocurrió con el primer caso en México, que al venir de Sudáfrica fue sospechoso para ómicron y se secuenció. “No hay ningún laboratorio que diga ‘yo te voy a identificar la variante ómicron o la delta’, todo se deja al InDRE”, enfatizó.

En cuanto a los síntomas, Entzana destacó que los casos reportados hasta ahora han sido de sintomatología leve, y recalcó que no hay más evidencia de mayor peligrosidad que las variantes ya conocidas, que incluyen a delta, la variante más peligrosa hasta ahora, según la OMS.

Por tanto, es necesario seguir manteniendo precauciones, las mismas que se siguieron para contener a delta, y son las medidas de siempre. En este punto, tanto Entzana como Cháidez coinciden en que no hay que relajar medidas, seguir manteniendo la sana distancia, evitar las conglomeraciones, hacer uso correcto de cubrebocas y lavarse las manos de forma frecuente con agua y jabón (con información de El Universal, Secretaría de Gobernación y Secretaría de Salud).

La Secretaría de Salud (SSA) alertó a la población mexicana  a evitar todos los viajes internacionales no esenciales, para evitar el contagio y la propagación de la nueva variante de SARS-CoV-2, ómicron. “Evite todos los viajes internacionales no esenciales. La posibilidad de enfermar por este evento es elevada, y no existen medidas médicas específicas contra esta enfermedad”, señaló la institución a través de un comunicado con fecha del martes 30 de noviembre. 

La SSA mencionó que  la variante ómicron (B.1.1.529) se define como una variante de preocupación y que  se encuentra en investigación su riesgo de transmisión, incremento de hospitalización o letalidad en comparación con otras variantes. El comunicado expone que hasta el  26 de noviembre, se habían confirmado más de 259 millones de casos a nivel mundial y 5.1 millones de defunciones, con una  incidencia de casos semanales en aumento (Con información de El Universal). 

Leer más: Propagación de ómicron no se preocupante en México, es más transmisible, no más agresiva: López-Gatell

El Dato

Mutación

Al replicarse  dentro de los seres humanos, el SARS-CoV-2 comete pequeños errores de escritura en su genoma. Esto configura las mutaciones y los cambios que generan nuevas variantes. La delta es la más preocupante detectada hasta ahora (OMS).

Entrega Santiago Creel carta a AMLO para tratar diferentes temas sobre México
Síguenos en

María Sánchez

Reportera de Investigación

Ingresé a EL DEBATE en febrero del 2019, trabajo en la redacción de Culiacán. Tengo formación en Fact Checking y periodismo de datos, curso impartido por Knight Center for Journalism en las Américas, así también, otros cursos de formación en el ámbito periodístico como uso de lenguaje inclusivo y de periodismo especializado en derecho electoral. Actualmente escribo sobre una gran diversidad de temas desde las ciencias exactas hasta humanidades, en el departamento de Investigación de DEBATE apoyándome en búsquedas rigurosas en material oficial y científico, bases de datos gubernamentales y no gubernamentales, entrevistas a personalidades públicas, del medio político, académico, expertos en temas, así como a líderes de la sociedad civil, entre otros. Mi misión es dar a los lectores artículos con información veraz, relevante, útil y novedosa de diferentes campos en un lenguaje asequible, además de sensibilizar a la población con temas referentes a lo humano. Mi formación lo respalda. Estudié la licenciatura en química farmacéutica bióloga y una maestría en ciencias con orientación a la biotecnología ambiental en la Universidad Autónoma de Sinaloa. En 2020 recibí dos seminarios en el centro Transpersonal de Buenos Aires, Argentina, uno denominado Vínculos y emociones y otro más sobre Psicología y espiritualidad. Tomé un Diplomado para la Paz Aplicada impartido en Culiacán por la Universidad de San Diego, California, en 2018 y más tarde en 2019 participé como colaboradora en el proyecto de investigación “Todos tenemos una historia”, formando parte de la Comisión Ciudadana de la Memoria en Culiacán, organizada por el Instituto Transfronterizo de dicha universidad y como líder de equipo de investigación. Dediqué más de tres años de labor docente en el Tecnológico de Monterrey Campus Sinaloa, donde me formé en educación y participé en la elaboración de proyectos y documentos académicos. Formé parte de la Red de Educadores Ambientales de Sinaloa (REAS), donde participé en la elaboración del marco conceptual de la organización y su plan de trabajo. Tengo la intención de seguirme preparando y crecer en compañía de mis compañeros en EL DEBATE, y continuar haciendo con ellos las alianzas que nos han integrado como un equipo sólido dentro de la empresa.

Ver más