Selecciona tu región
Salud

¿Podría la 'grasa marrón' hacer que algunas personas obesas estén más sanas?

Las personas con y sin grasa marrón tenían diferencias notables en el lugar donde se ubicaba su grasa, encontraron los investigadores

Por New York Times

-

No toda la grasa corporal es igual. Y un nuevo estudio sugiere que las personas que tienen más de lo que se conoce como grasa marrón podrían tener un riesgo más bajo de problemas de salud relacionados con el peso, como la diabetes y la hipertensión.

"Hace mucho que se piensa que la grasa marrón beneficia al metabolismo porque, a diferencia de la grasa blanca acumulada, que es mucho más común, puede quemar energía en forma de calor", señaló el líder del estudio, el Dr. Florian Kiefer, de MedUni Vienna y el Hospital General de Viena, en Austria.

"Los bebés y los niños pequeños, en particular, utilizan la grasa marrón para mantener la temperatura corporal, pero la proporción de grasa marrón del cuerpo se reduce con la edad y el exceso de peso", explicó Kiefer en un comunicado de prensa de la universidad.

Leer más: Influenza: ¿Quién tiene más riesgo de contagiarse?

Pero este estudio de adultos gravemente obesos encontró que más de un tercio todavía tenían grasa marrón activa.

Estos adultos tenían un consumo más alto de energía, menos grasa abdominal, un metabolismo de azúcar más sano, y menos señales de enfermedad del hígado graso que las personas con obesidad grave sin grasa marrón detectable, apuntaron los investigadores.

"Es bastante sorprendente que a los participantes con grasa marrón les fuera mejor en casi todos los parámetros metabólicos, aunque tenían un IMC [índice de masa corporal] un poco más alto. Estos datos nos muestran de nuevo que lo importante no es solo la cantidad de tejido adiposo [grasa], sino que la calidad es más importante", aseguró Kiefer.

Las personas con y sin grasa marrón tenían diferencias notables en el lugar donde se ubicaba su grasa, encontraron los investigadores.

Las que tenían grasa marrón tenían una cantidad significativamente inferior de grasa abdominal profunda (grasa visceral), que se asocia con un riesgo alto de diabetes y ataque cardiaco. En los adultos, la grasa marrón se encuentra usualmente en la base del cuello y en la caja torácica, anotaron los autores del estudio.

"Es concebible que el aumento en la actividad metabólica de la grasa marrón descomponga y queme primero de forma preferencial las dañinas reservas de grasa visceral", planteó Kiefer. "Por eso ahora estamos trabajando arduamente para desarrollar tratamientos farmacológicos para activar la grasa marrón".

Leer más: Virus sincicial respiratorio, segunda causa más frecuente de muerte en niños menores a un año

AMLO dice en Guanajuato que cerrará sexenio sin comprar gasolina
Síguenos en