Selecciona tu región
Show

Emily Ratajkowski muestra su embarazo emulando una antaña fotografía de Demi Moore

Por Francisco Inzunza

-

Emily Ratajkowski ha rendido uno de los mejores tributos que Demi Moore, una de las actrices más emblemáticas de Hollywood y todo un ícono de los 90's, ha podido recibir a lo largo de su trayectoria artística. En 1991 la actriz estadounidense posó ante la cámara de la fotógrafa Annie Leibovitz, luciendo de lo más radiante y sensual durante su segundo embarazo. Dichas imágenes eran para una de las ediciones de la revista Vanity Fair.

La modelo estadounidense nacida en Inglaterra Emily Ratajkowski, recreó una de las fotografías de esta sesión de Demi Moore que llevó a cabo para Vanity Fair a principios de la década de los 90's. Cabe mencionar que Emily celebró de esta manera el pasado Halloween, emulando y disfrazándose de la actriz, basándose en dicha sesión de hace ya casi 30 años. Recordemos que en aquella época Demi estaba embarazada de su hija Scout, una de las tres hijas que tuvo con el también actor Bruce Willis.

La única diferencia entre Demi Moore y Emily Ratajkowski, es el tamaño de sus barrigas.

Demi Moore apareció mostrando su embarazo al desnudo en la portada de Vanity Fair y en ropa interior, en las varias páginas del reportaje. Todo esto se convirtió en un hito por su reivindicación de la belleza del embarazo. 

La icónica portada de la revista Vanity Fair con Demi Moore, a inicios de la década de los 90's.

Emily Ratajkowski posó ante la cámara usando ropa interior negra, camisa blanca, zapatos de tacón y con su mano derecha recostada en su baby bump y la izquierda en su espalda, emulando la pose de la actriz Demi Moore. Para darle la mayor semejanza, la futura mamá utilizó una peluca negra similar al corte de pelo que lucía la estrella de Hollywood en aquella época.

Tras compartir la fotografía en las stories de su cuenta en Instagram, fue vista por la misma Demi Moore, quien la re compartió en sus redes sociales expresando: "la reina misma".

Demi Moore compartió en sus redes sociales la fotografía de Emily Ratajkowski.

¿Por qué Emily Ratajkowski no quiere saber el sexo de su bebé?

Por otra parte, Emily Ratajkowski anunció su embarazo con un ensayo personal que explora cuestiones sobre el género y la identidad de su bebé. Dicho ensayo publicado en el portal web de la revista Vogue, está acompañado de un cortometraje dirigido por Lena Dunham. "Soñé contigo por primera vez la otra noche, te estamos esperando, preguntándonos quién serás", expresó la modelo. Asimismo la esposa de Sebastian Bear-McClard contó el por qué no quiere revelar el sexo de su bebé. "Cuando mi esposo y yo les decimos a mis amigas que estoy embarazada, su primera pregunta después de 'felicitaciones', es casi siempre: '¿sabes lo que quieres?'. Nos gusta responder que no sabremos el género hasta que nuestro hijo tenga 18 años y que entonces nos lo harán saber".

"Todos se ríen de esto, sin embargo, hay una verdad en nuestra línea, una que insinúa posibilidades que son mucho más complejas que los genitales con los que pueda nacer nuestro hijo: la verdad de que, en última instancia, no tenemos idea de quién, en lugar de qué, está creciendo dentro de mi vientre".

En su ensayo publicado en Vogue, Emily Ratajkowski se pregunta: "¿Quién será esta persona? ¿De qué tipo de persona nos convertiremos en padres? ¿Cómo cambiarán nuestras vidas y quiénes somos? Este es un concepto maravilloso y aterrador, uno que nos deja indefensos y humillados".

Me gusta la idea de imponer a mi hijo la menor cantidad posible de estereotipos de género. Pero no importa cuán progresista pueda esperar ser, entiendo el deseo de conocer el género de nuestro feto; se siente como la primera oportunidad real de vislumbrar quiénes podrían ser. A medida que mi cuerpo cambia de maneras extrañas y desconocidas, es reconfortante obtener cualquier información que pueda hacer que lo que viene se sienta más real.

La modelo, empresaria y actriz manifestó que no culpa necesariamente a nadie por estas generalizaciones, "muchas de nuestras experiencias de vida tienen un género, y sería deshonesto tratar de negar la realidad de muchas de ellas, pero no me gusta que impongamos preconceptos basados en el género a las personas, y mucho menos a los bebés. Quiero ser una madre que permita que mi hijo se muestre ante mí. Y, sin embargo, me doy cuenta de que si bien espero que mi hijo pueda determinar su propio lugar en el mundo, se enfrentará, pase lo que pase, a las innegables limitaciones y construcciones del género antes de que pueda hablar o, diablos, incluso nacer".

Síguenos en