Tecnología

Conoce los tipos de telescopios existentes en el mundo, desde los sencillos hasta los magníficos

El telescopio es un invento que ofreció a la humanidad una oportunidad de conocer el universo y su comportamiento, en la actualidad hay distintos tipos de ellos para estudiar el cielo, conoce cuáles son sus diferencias y usos 

Por Karla Morales

-

León, Guanajuato.- El mundo de la ciencia cambio en el año de 1609, cuando el físico italiano Galileo Galilei descubrió el telescopio, desde el momento en que la humanidad pudo observar: la Luna, las estrellas, Júpiter, la Vía Láctea, la historia y la ciencia darían un giro de 360 grados. Pero para entender mejor todas las ventajas que ofrece un telescopio, vamos a conocer su definición real y cuantos tipos existen:  

Según la Real Academia Española, (RAE), un telescopio se define como: Instrumento que consta de lentes o espejos curvos y que permite ver agrandada una imagen de un objeto lejano, en especial los cuerpos celestes.   

Telescopios ópticos: los telescopios ópticos sirven para procesar la parte de radiación electromagnética que corresponde al espectro visible, la cual se encuentra en longitudes de onda entre 780 nm (rojo) y 380 nm (violeta).  

Son los telescopios que toman la luz que emana de los cuerpos astronómicos. Son utensilios capaces de incrementar tanto el tamaño aparente de los objetos como su brillo. Depende de cómo consigan captar y procesar la luz. Los telescopios ópticos pueden ser de tres tipos principales: refractores, reflectores o catadióptricos.  

Telescopio refractor: es un telescopio óptico que utiliza lentes para formar la imagen. Se les llama dióptricos, son los que se usaron en principios del siglo XX cuando se introdujeron los más avanzados tecnológicamente. Tiene un conjunto de lentes que captan la luz y la concentran en lo que se conoce como foco, donde se coloca el ocular.  

Con este telescopio se pueden ver objetos lejanos grandes y brillantes, pero está limitado a nivel tecnológico. Son los que utilizan más los amantes de la astronomía y tienen en casa o escuelas.  

Cortesía: Médico+

Telescopio reflector: es un tipo de objeto óptico que utiliza espejos en lugar de lentes para formar la imagen. Fue diseñado por primera vez en el siglo XVII por Isaac Newton. Están formados por dos espejos. Uno está en el extremo del tubo y es el que refleja la luz, y la envía al espejo secundario, el cual reconduce la luz hasta el ocular.   

Resuelve algunos problemas de los refractores porque al no trabajar con lentes se solucionan algunas aberraciones cromáticas (no hay tantas distorsiones en el brillo) y permiten ver objetos más lejanos. Sirven para ver cuerpos más lejanos con brillo débil, como por ejemplo galaxias o nebulosas profundas.  

Cortesía: Médico+

Telescopio catadióptrico: es un tipo de telescopio óptico que tiene lentes como espejos para formar la imagen. Existen muchos tipos, pero el más conocido es el Cassegrain. cuenta con tres espejos. Hay un espejo principal que se encuentra en la región posterior y que tiene forma cóncava, lo que le permite concentrar toda la luz que está recogiendo en un punto conocido como foco. Después, un segundo espejo convexo situado en la parte delantera refleja de nuevo la imagen contra el principal, que la refleja en un tercer espejo que ya envía la luz al objetivo. 

Cortesía: Médico+

Radiotelescopio: consiste en una antena capaz de captar radiación electromagnética que se corresponde con las ondas de radio, que tienen una longitud de onda de entre 100 micrómetros y 100 km. No capta luz, sino la radiofrecuencia emitida por los objetos astronómicos. 

Cortesía: Médico+

Telescopio de infrarrojos: es un instrumento tecnológico que capta la radiación electromagnética que se corresponde con el infrarrojo, sus ondas tienen una longitud de onda de entre 15.000 nm y 760-780 nm, limitando así con el color rojo del espectro visible. Es un telescopio que no capta luz, sino radiaciones infrarrojas. Eliminan por completo la interferencia con la atmósfera terrestre y brindan información sobre el núcleo de las galaxias. 

Cortesía: Médico+

Telescopio de rayos X: permite observar cuerpos celestes que emiten radiación electromagnética en el espectro de los rayos X, cuyas longitudes de onda son de entre 0,01 nm y 10 nm. Ayudan a apreciar objetos astronómicos que no emiten luz, sino lo que popularmente se conoce como radiación, por ejemplo, los agujeros negros. La atmósfera terrestre no deja penetrar estos rayos X procedentes del espacio, estos telescopios deben instalarse en satélites artificiales. 

Cortesía: Médico+

Te recomendamos leer:

Telescopio de ultravioleta: es un objeto que permite observar objetos astronómicos que emiten radiación electromagnética en el espectro ultravioleta, cuyas longitudes de onda son de entre 10 y 320 nm, por lo que es una radiación cercana a los rayos X. Estos telescopios brindan información acerca de la evolución de las galaxias, así como de las estrellas enanas blancas. 

Cortesía: Médico+

Telescopio Cherenkov: es un artefacto que permite detectar rayos gamma procedentes de objetos astronómicos energéticos, como por ejemplo las supernovas o núcleos galácticos muy activos. La radiación gamma tiene una longitud de onda de menos de 1 picómetro. Actualmente, hay cuatro telescopios de este tipo en el mundo y aportan información muy importante acerca de estas fuentes astronómicas de rayos gamma. 

Cortesía: Médico+
Así fue la llegada de Katya Echazarreta al espacio con Blue Origin
Síguenos en

Soy Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad DeLaSalle Bajío, me apasiona informar a los demás, he trabajado en diferentes medios de comunicación como diarios, televisión y radio.

Ver más

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones