Selecciona tu región
Viajes

Déjate maravillar con el bosque en el fondo del mar, un museo subacuático en el Mediterráneo

A manos del escultor británico Jason de Caires Taylor se desarrolló en el mar el nuevo Museo de Esculturas Subacuáticas Ayia Napa, en Chipre

Por Gilberto Coronel

-

Más de quince años como escultor, fotógrafo, buceador y naturalista, lleva Jason de Caires Taylor, creando asombrosas piezas de arte submarinas, esculturas que le han valido bastante reconocimiento y su último proyecto está causando furor en el sector turístico.

Estas esculturas no sólo atraen a los buceadores, nadadores y amantes del esnorkel, sino un atractivo para la vida marina. Este verano plantó todo un bosque en Chipre, un nuevo museo compuesto por 93 esculturas situadas en varias profundidades en Aiya Napa.

A unos 200 metros de la costa se adentra en el mar y se puede explorar este magnífico museo, observando a detalle los árboles acuáticos entre los cuales se observan a niños jugando al escondite. "Algo diferente", según el escultor del Reino Unido.

Déjate maravillar con el bosque en el fondo del mar, un museo subacuático en el Mediterráneo

"Los bosques son focos de diversidad y quería lograr algo similar bajo el agua: convertir una zona estéril del fondo marino en un lugar donde pudieran vivir muchas especies diferentes bajo el agua", compartió en entrevista Taylor.

Las instalaciones del escultor alrededor del mundo resultan provocadoras, pero por encima de sensaciones o gustos, tienen una dimensión que va más allá. Estas están diseñadas a una gran escala para generar un arrecife artificial y son albergue de miles de especies.

El británico suele trabajar con texturas para facilitar el crecimiento de corales. "Lo que hago es crear cierta textura en una parte concreta de las esculturas para que ciertas criaturas se peguen a ellas o las coloco en ciertas áreas con corrientes donde les va a dar el sol para que ayude a que crezcan... A veces planto corales y ciertas especies para dictar qué tipo de organismos van a crecer. Tengo cierto control, pero, al mismo tiempo, esto es como las semillas que flotan en el aire. Nunca sabes dónde van a aterrizar", compartió.

A manos del escultor británico Jason de Caires Taylor se desarrolló en el mar el nuevo Museo de Esculturas Subacuáticas Ayia Napa, en Chipre

Leer más: Los 5 mejores tips para aprovechar al máximo tus viajes

Todo bajo el agua adquiere otro matiz, explica Taylor: "La física más básica es diferente ahí abajo porque el agua hace que los colores absorban la luz de distinta manera y todo se magnifica en el agua". Esto por no hablar de la sensación añadida de flotar. "No hay gravedad y eso pone tu mente en otro lugar. Es más fácil soñar y que te sientas más conectado con las piezas y la naturaleza", añadió.

Síguenos en
Más sobre este tema

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones